Las vacunas contra la COVID-19 no provocan pérdida auditiva

No hay ninguna evidencia que muestre que las vacunas generan pérdida auditiva repentina, según un nuevo estudio.

Se han administrado decenas de millones de dosis de la vacuna contra COVID-19, y ha habido informes de todo tipo de efectos secundarios que incluyen pérdida auditiva repentina. ¿Es así? ¿Provocan pérdida auditiva las vacunas contra el coronavirus?

 


La respuesta

Un equipo de científicos ha analizado una gran base de datos de efectos secundarios de vacunas, según los Centros de Control de Enfermedades (CDC). También analizaron estudios de casos detallados de casi dos docenas de pacientes que buscaron tratamiento para la pérdida auditiva en las semanas posteriores a la vacunación.


Su examen de los datos “no sugirió una asociación entre la vacunación contra la COVID-19 y una mayor incidencia de pérdida auditiva en comparación con la incidencia esperada en la población general”, según explican los autores en su investigación publicada en la revista Journal of the American Medical Association.


Aquellos que recibieron la vacuna no tenían tasas de pérdida auditiva más altas de lo normal. Para obtener datos sobre la pérdida de audición en personas vacunadas, recurrieron al Sistema de Informes de Eventos Adversos de Vacunas (VAERS) de los CDC, que es una base de datos donde cualquiera puede aportar información sobre lo que cree que es un efecto secundario. Para cerrar el cerco, solo incluyeron casos que habían sido confirmados mediante pruebas clínicas o diagnosticados por un médico. La conclusión fue que por cada 100.000 personas que recibieron la vacuna, la tasa de pérdida de audición en las personas vacunadas recientemente fue de entre 0,6 y 28 casos por año. Esto significa, según los expertos, que probablemente habrían tenido el mismo problema se hubieran vacunado o no.

De cualquier forma, los científicos siguen esperando nuevos datos para comparar directamente estos síntomas en personas que recibieron la vacuna con personas que no recibieron la vacuna, pero este gran estudio deja en claro que no hay evidencia de que las vacunas COVID- 19 causen problemas de audición.

 

 

Referencia: Eric J. Formeister, MD, MS; Matthew J. Wu, BS; Divya A. Chari, MD; et al Journal of the American Medical Association. JAMA Otolaryngol Head Neck Surg. Published online February 24, 2022. doi:10.1001/jamaoto.2021.4414

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme en Twitter: sarahromero_ y en ladymoon@gmail.com

Continúa leyendo