Las farmacias, una gran fuente de información e inteligencia para el sistema de salud

El sector pide crear una red nacional de farmacias centinela para recabar datos de salud de forma más rápida y eficaz

En plena era digital, la información es crucial para la toma de decisiones en cualquier ámbito de nuestra vida, también en el sanitario. Las farmacias pueden jugar un papel clave en futuras pandemias y en otras necesidades de nuestros sistemas de salud gracias a los más de dos millones de personas que entran cada día en las 22.198 oficinas de farmacia que están distribuidas en todo el territorio nacional. Una información que, de aprovecharse, redundaría en una mayor seguridad y una mejor salud de la población. 

Las oficinas de farmacia, entre otros, notifican cuestiones relacionadas con la farmacovigilancia, es decir, con la vigilancia de los medicamentos. Así, como establecimientos sanitarios, están obligadas a poner en conocimiento la existencia de un efecto secundario de un medicamento que no está reflejado en la ficha técnica o prospecto. “Esto se conoce como tarjeta amarilla; todas las farmacias las tenemos”, explica Ana López Casero, tesorera del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos (CGCOF). Esa información llega a la administración sanitaria correspondiente y se actualiza en el Centro Nacional de Farmacovigilancia. 

Pero una de las grandes demandas del sector es que su implicación a la hora de mejorar el sistema sanitario puede ser mucho mayor. “Las farmacias están en contacto con población de todos los rincones de España. Tenemos una infraestructura sanitaria que podemos convertirla en una infraestructura de conocimiento, ya que es la que cuenta con una mayor capilaridad”, afirma López Casero. Así, considera que puede aportar “mucha más inteligencia” al Sistema Nacional de Salud (SNS) para que este tome “las mejores decisiones”.

Precisamente, un estudio elaborado recientemente por la consultora GAD3 para el CGCOF, ‘El papel de la Farmacia en el Futuro’, pone de manifiesto la necesidad de una mayor integración de la red de farmacias comunitarias en el SNS y la prestación de mayores servicios sanitarios. Los encuestados reclaman más servicios asistenciales desde las farmacias y consideran importante una mayor integración de esta en la atención primaria. Narciso Michavila, presidente de GAD3, asevera que “el sistema farmacéutico español ha vuelto a confirmar que es eficiente y de confianza y que de cara al futuro seguirá siendo determinante el valor humano de nuestros farmacéuticos”.

Aprovechar el potencial de las farmacias

Por su parte, José Martínez Olmos, exsecretario general de Sanidad, coincide en que la botica “puede hacer más” y opina que se debería aprovechar el hecho de “que tenemos una red muy amplia de farmacias”. Una línea en la que deben trabajar “las administraciones, con la nueva Ley de la Agencia Estatal de Salud Pública y, si se reforma la Ley del Medicamento, dicha ley tendrá que regular diversas situaciones para una mejor y mayor colaboración”.

Y es que esa mejor colaboración ampliaría las posibilidades del sistema de salud pública. “Todos los programas que tienen que ver con la prevención, con la promoción de la salud desde la farmacia, además de otros lugares del sistema sanitario, amplía la cobertura de esos programas”, indica Olmos.

El exsecretario general de Sanidad hace hincapié en otras actividades que pueden verse reforzadas con esa colaboración, como la gestión del propio medicamento en los pacientes con enfermedades crónicas, donde el farmacéutico “puede colaborar con el equipo de atención primaria para que la efectividad de los tratamientos sea mayor”, o la adherencia a los tratamientos. “Todo ello son elementos que pueden mejorar la efectividad del sistema sanitario”, concluye.

Red nacional de farmacias centinela

En la actualidad, solo algunas comunidades autónomas, a través de acuerdos entre las Consejerías de Sanidad, permiten a las farmacias una mayor colaboración en la recogida y tratamiento de datos de los usuarios. No existe un criterio común para todas, como demanda el organismo colegial. 

Estas boticas que sí aprovechan los datos que ofrecen los pacientes son denominadas ‘centinela’. “Una de las redes más activas es la de las farmacias centinela de Castilla y León, que engloba aproximadamente un 6 por ciento de las farmacias totales distribuidas estratégicamente y que recaban la información que les pide su Comunidad”, explica López Casero. 

Desde el CGCOF han propuesto crear una red nacional de farmacias centinela en Salud Pública, “pero no solo centrada en la vigilancia del uso de los fármacos, sino que vamos a darle un concepto más amplio”. El objetivo es crear esta red en aquellas regiones que no disponen de ella y que estén cohesionadas y coordinadas entre sí en todo el territorio. De esta manera, “nuestro sistema de salud obtendrá de una manera rápida, eficaz y rigurosa mucha información y mucha inteligencia que, tras ser analizada, servirá para tomar las decisiones que debemos tomar”, destaca López Casero. 

Continúa leyendo