La ONU advierte: las muertes mundiales por coronavirus se duplican en una semana

La rápida escalada en la propagación mundial de la infección por el nuevo SARS-CoV-2 es preocupante, y cada país se enfrenta a retos muy diferentes para combatirla.

pandemia coronavirus
istockphoto

Han pasado unos cuatro meses desde la detección del primer paciente afectado por la COVID-19, y hoy el virus ha llegado a prácticamente todos los rincones del planeta. En las últimas cinco semanas hemos sido testigos de una escalada casi exponencial en el número de casos nuevos, como ha manifestado Tedros Adhanom Gebreyesus, director de la Organización Mundial de la Salud (OMS). “El número de muertes se ha más que duplicado en la última semana. En los próximos días alcanzaremos un millón de casos confirmados y 50 000 muertes”, ha asegurado.

Mientras Europa y EE UU se enfrentan al posible colapso de sus sistemas sanitarios, preocupa también la llegada del virus a América del Sur y a África, aunque está por ver cómo evoluciona allí la enfermedad. En todo caso, las consecuencias sociales, económicas y políticas en estas regiones podrían ser devastadoras. “Es fundamental asegurarnos de que estos países estén bien equipados para detectar, probar, aislar y tratar casos e identificar contactos. Me alienta ver que esto está ocurriendo en muchos países, a pesar de los recursos limitados”, ha explicado el responsable de la OMS.

Otra de las zonas hacia las que el mundo mira con preocupación es Centroamérica, en la que viven muchas personas en situación de vulnerabilidad y en la que se dan fuertes movimientos migratorios.

Un alivio de la deuda para los países más frágiles

Si bien en Europa la crisis del nuevo coronavirus ya está haciendo estragos en la economía, aquí al menos contamos un sistema de protección social. En muchos países, sin embargo, la mayoría de la gente vive al día, y el no poder salir de casa para ganarse el pan puede suponer, literalmente, no comer. Por ello, la OMS ha hecho un llamamiento al Banco Mundial y al Fondo Monetario Internacional para aliviar la deuda de los países en desarrollo.  

También te puede interesar:

Continúa leyendo