La nueva variante de la COVID-19 ya circulaba por Europa antes de ser identificada en Sudáfrica

Todo apunta a que Ómicron lleva varias semanas transmitiéndose en diversos países de Europa occidental.

omicron
istockphoto

Desde hace semanas, países de todo el mundo monitorean la propagación de Ómicron, la nueva variante del SARS-CoV-2. Aún hay muchas preguntas por resolver: ¿es más infecciosa o virulenta que otras? Y, sobre todo: ¿escapará de las vacunas?

Lo que sí que se sabe es que esta nueva variante ya llevaba tiempo circulando por el mundo antes de que se identificara por primera vez en Sudáfrica. Un comunicado del Instituto Nacional de Salud Pública y Medio Ambiente (RIVM) de los Países Bajos ha anunciado, por ejemplo, que han encontrado la nueva variante en muestras recogidas entre el 19 y el 23 de noviembre. Esto indica que Ómicron ya se estaba propagando en Europa occidental antes de identificarse los primeros casos en el sur de África. "Aún no está claro si las personas afectadas en los casos anteriores también han estado en esta zona", explica la RIVM, agregando que las personas ya han sido sido informadas de sus infecciones por Ómicron y que los servicios de salud locales han comenzado a rastrear sus contactos.

Aguas residuales de Barcelona

El hallazgo de la agencia holandesa no es el único en esta línea. Hace pocos días, el Departamento catalán de Salud anunció la detección de variante Ómicron en las aguas residuales de zonas de la comunidad en las últimas semanas de noviembre, unos resultados que deberán sr confirmados en los próximos días.

Vídeo de la semana

Continúa leyendo