La luz artificial podría ser perjudicial para la salud

Descubren nuevos efectos negativos de la exposición a iluminación constante.

Estudios anteriores han demostrado que la luz artificial interrumpe el reloj interno del organismo y el sistema hormonal. Ahora, una nueva investigación demuestra que la exposición a la luz artificial durante largos períodos de tiempo también puede tener otros efectos adversos sobre nuestra salud.

 

Para llegar a esta conclusión, los investigadores, del Centro Médico de la Universidad de Leiden (Países Bajos) realizaron un experimento con ratones a los que mantuvieron bajo iluminación artificial constante durante varios meses: concretamente 24 semanas. Los resultados de sus exámenes de salud revelaron pérdida de músculo, activación pro-inflamatoria del sistema inmune o los primeros signos de osteoporosis (sus huesos se deterioraron).

 

“Nuestro estudio demuestra que el ciclo de luz-oscuridad natural es importante para la salud. Hemos demostrado que la ausencia de ritmos ambientales conduce a una alteración grave de una amplia variedad de parámetros de salud”, explica Johanna Meijer, líder del trabajo.

 

Y es que incluso el estudio de la actividad cerebral de los animales mostró que la exposición a luz constante disminuía los parámetros rítmicos normales en el reloj circadiano central del núcleo supraquiasmático del cerebro en un 70%.

 

Afortunadamente, estos efectos negativos sobre la salud se revirtieron en los roedores cuando acabaron con el experimento de iluminación continua y comenzaron con un ciclo de luz-oscuridad natural durante 2 semanas. Sus neuronas recuperaron su ritmo normal y todas las demás patologías de salud volvieron al estadio inicial antes del experimento.

 

Nuevo hábito saludable a tener en cuenta: apagar las luces

Está claro que la exposición a la luz no es un tema banal y deberíamos prestar atención, sobre todo, en los sectores de población más vulnerables, los ancianos y los niños; sobre todo, teniendo que en cuenta que el 75% de la población mundial está expuesta a luz artificial durante la noche, ya sea por trabajo, por temas médicos o por otros motivos.

 

El estudio ha sido publicado en la revista Current Biology.

 

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme por aquí.

Continúa leyendo