La inteligencia artificial, gran aliada para la predicción de la migraña crónica

Gracias a las nuevas tecnologías, ahora podremos saber con casi media hora de antelación cuándo nos va a doler la cabeza y tomarnos la medicación a tiempo.

migraña
istockphoto

La migraña es un desorden neurológico que se manifiesta en forma de dolor de cabeza intenso o grave. Se trata, además, de un proceso complejo que consta de varias fases que pueden ser bastante anteriores a dicho dolor. Sin embargo, este es el síntoma de la migraña que más preocupa al paciente, ya que impacta en su calidad de vida. Para tratar de salvar este escollo, la inteligencia artificial(IA) ofrece una novedosa solución para aquellos que sufren esta enfermedad de manera crónica. Ese es el propósito de la start-up tecnológica BrainGuard, creadora de una herramienta capaz de predecir el dolor de la migraña con una antelación media de veinticinco minutos y una precisión del 75 %.

La start-up, nacida en la Universidad Complutense de Madrid (UCM) con la colaboración del Hospital Universitario de la Princesa, ha unido a un equipo heterogéneo de investigadores clínicos, neurólogos e ingenieros para desarrollar un dispositivo que actualmente se encuentra en fase de fabricación. Los resultados que consigue son posibles gracias a la monitorización ambulatoria de variables físicas y hemodinámicas de los pacientes. Mediante estas es posible recoger las desregulaciones producidas en el sistema nervioso de manera previa al dolor que acompaña a la migraña.

El sistema tiene un formato wearable de pulsera, un dispositivo tecnológico con microprocesadores que puede portar el usuario gracias a su tamaño y diseño. La monitorización continua de la temperatura corporal, el ritmo cardiaco o el ritmo del sueño, entre otras variables, permite reconocer anomalías en tiempo real e informar de una próxima migraña. “Son variables que podemos recoger de forma no invasiva, sin interferir en la vida del afectado”, afirma José Luis Ayala, consejero delegado del proyecto y profesor de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM).

 

Información personalizada

La información que llega al usuario es personalizada: se valoran diferentes elementos que puedan afectar al dolor dependiendo del paciente. La probabilidad de que aparezca el dolor se muestra como las luces de un semáforo a través de una app. Una vez ha sido advertido, el usuario puede decidir con antelación que hará. Dejar de conducir, seguir las indicaciones del neurólogo o quedarse en un entorno tranquilo son algunas de las pautas que puede tomar.

De este modo, los pacientes pueden seguir la recomendación básica: “Tomar una determinada medicación cuando aparezca cualquier síntoma”. Una circunstancia difícil de prever, según Ayala: “Es muy complicado que el paciente detecte si tiene un síntoma de migraña; entonces espera y cuando se toma la medicación ya es tarde, ya ha comenzado el pico de la migraña“. En este sentido, BrainGuard ofrece una importante ventaja de gran utilidad: puede indicar al paciente con suficiente antelación la llegada de una migraña para permitirle tomar el medicamento con la antelación necesaria para que pueda asimilarlo y haga efecto.

Por: Mario Ruiz

Gaceta Médica

Gaceta Médica

El periódico líder en información sanitaria y de salud en España. Dirigido a médicos, enfermeras y todos los profesionales de la sanidad.

Continúa leyendo