La enfermedad mental con mayor agregación familiar

Hasta un 50% de personas con trastorno bipolar tiene al menos un familiar de primer grado con un trastorno psiquiátrico grave.

Las enfermedades mentales pueden ser genéticas, es decir, puedes heredarlas de tus padres o de cualquier miembro de la familia. Sin embargo, no todas estas patologías son completamente genéticas, sino que hay muchos otros factores que contribuyen a la afección, como los ambientales, el estilo de vida, etcétera. Aun así, hay posibilidades de que estos trastornos mentales se den en la familia y se transmitan. En este aspecto, cabe destacar que cuando hablamos de enfermedades mentales y genéticas no estamos hablando de un único gen, sino de que estas enfermedades a menudo tienden a ser poligénicas.

Además de no haber un único factor específico o un gen causante, las enfermedades mentales “hereditarias” son una combinación de factores ambientales y genéticos, lo que se conoce como herencia "multifactorial".

En trastornos como el trastorno bipolar, la esquizofrenia o el trastorno del espectro autista (TEA), existe un fuerte patrón de herencia genética: si un miembro de tu familia padece el trastorno, tus posibilidades son notablemente más elevadas que en el resto de la población.

Trastorno bipolar  

El trastorno bipolar, antes conocido como depresión maníaco-depresiva, es una enfermedad mental que provoca fluctuaciones o cambios en el estado de ánimo, y afecta a la energía y la capacidad básica de funcionar con normalidad. Las personas con trastorno bipolar soportan estados emocionales extremos conocidos como episodios, que se producen a lo largo de días o semanas. Los dos tipos de episodios del estado de ánimo son los maníacos o hipomaníacos (estado de ánimo anormalmente alegre o enfadado) y los depresivos. Las personas con trastorno bipolar también tienen periodos de estado de ánimo normal, conocido como eutimia, pero los episodios maníacos y depresivos son más notables.

Las personas, en general, tenemos cambios de humor, pero la diferencia con respecto a aquellas con bipolaridad radica en la gravedad y la duración de estos cambios. En condiciones normales, los cambios anímicos duran un día o unas horas, pero en el trastorno bipolar, los cambios de humor son extremos y pueden durar periodos realmente largos.

Tipos de trastorno bipolar

Habitualmente se habla de tres tipos diferentes de trastorno bipolar, que se diferencian en función de la intensidad y el patrón de las fluctuaciones emocionales, además de los tipos de episodios del estado de ánimo.

Cuando una persona ha sufrido al menos un episodio maníaco, se le diagnostica un trastorno bipolar tipo 1. Entiéndase como episodio "maníaco" el sentirse extremadamente “animado”, eufórico, irritable o con energía sin razón  aparente, es decir, una emoción salvaje o extrema. Generalmente, estos episodios maníacos van precedidos o seguidos de un episodio hipomaníaco (mismas características que el episodio maníaco pero con menos intensidad) o depresivo. Cabe destacar que las personas con trastorno bipolar 1 tienen una tendencia extraordinaria a sentirse por encima de todo o incómodamente enfadados durante un episodio maníaco.

El trastorno bipolar tipo 2 se caracteriza por una secuencia de episodios depresivos e hipomaníacos, con apenas episodios maníacos o graves (si no ninguno), que son característicos del trastorno bipolar tipo 1. Un episodio hipomaníaco puede parecer, de cara al público, encantador e incluso que mejora el rendimiento en el trabajo o los estudios, pero las personas con trastorno bipolar de este tipo suelen necesitar terapia tras su primer episodio depresivo. Al igual que los de tipo 1, también existen periodos de eutimia entre los episodios depresivos. Este tipo de trastorno bipolar suelen confundirse con depresiones mayores cuando todavía no ha aparecido ningún episodio maníaco o hipomaníaco.

El trastorno ciclotímico es una variante más leve del trastorno bipolar, que se caracteriza por "cambios de humor" recurrentes y síntomas de hipomanía y depresión. Básicamente, se trata de altibajos emocionales menos drásticos y más leves que los dos subtipos anteriores. Para considerar este diagnóstico, los síntomas depresivos deben estar presentes durante al menos 2 años (1 año en niños y adolescentes), y varios periodos de hipomanía y síntomas depresivos (sin llegar a depresión mayor).

Síntomas

El trastorno bipolar tiene síntomas bien definidos que a menudo se pueden confundir con el mal humor de un día cualquiera, un día de esos en los que no te sientes tú mismo. Existen diversos signos que pueden indicar que tienes un trastorno bipolar.

Durante un episodio depresivo, la persona bipolar suele sentirse molesta, triste o sin esperanza en la vida, irritable, tener dificultad para concentrarte en las cosas, sentir falta de energía para realizar actividades, fuertes ganas de acostarte y de quedarte en casa, entre otras. También puede sentirse vacío por dentro, sentirte culpable por varias razones o tener un enfoque pesimista hacia tu vida. En algunos casos pueden sufrir delirios o alucinaciones, lo que les hace tener dificultades para mantenerse en la realidad. También es habitual la pérdida de apetito o el insomnio durante las fases depresivas.

Por otro lado, durante un episodio maníaco, la persona puede experimentar una sensación de felicidad completa, una actitud exageradamente positiva, eufórica y alegre. Puede tener mucha energía, sentirse en la cima del mundo, destacar notablemente en el colegio, la universidad o el trabajo, tener ideas innovadoras, ser más creativo, etc. Sin embargo, también pueden sentirse distraídos, irritarse con facilidad o molestarse, además de que no duermen bien debido a la hiperactividad y ansiedad que a veces les rodea. En algunos casos, la persona se comporta de forma diferente de como lo hace habitualmente, es decir, actúa fuera de lo normal y hace cosas poco habituales en ella.

Patrón del trastorno bipolar     

Cuando tienes un trastorno bipolar, puedes sufrir más periodos de depresión que de manía, o lo contrario; más manía menos depresión. No olvidemos que también puedes tener periodos de estado de ánimo "normal", de eutimia, entre los episodios de depresión y manía.

Los patrones no suelen seguir un patrón predefinido. Algunas personas pueden tener ciclos rápidos, un síntoma del trastorno bipolar en el que la persona pasa rápidamente de un periodo alto a uno bajo sin que haya una fase "normal" entre ambos; otras personas pueden tener episodios mixtos, es decir, tener signos de depresión y manía al mismo tiempo, como una actividad excesiva combinada con un estado de ánimo deprimido. En definitiva, cada persona es un mundo, y la bipolaridad en las personas no es una excepción, a cada persona le afecta de manera diferente y en función de en que momento de su vida se encuentre.

Diagnóstico y tratamiento

Si sospechas que puedes tener un trastorno bipolar, tu médico puede realizar determinadas pruebas diagnósticas para confirmar o desmentir tus sospechas.

Para empezar, realizará una exploración general de tu cuerpo, tanto una revisión física como un análisis sanguíneo, con el fin de descartar otras patologías o problemas que puedan estar causando tus síntomas. En caso de que él comparta tus sospechas, te derivará al psiquiatra para una evaluación psiquiátrica, donde expresarás tus pensamientos sentimientos y patrones de comportamiento, y serán analizados con tu ayuda.

Tras la evaluación psiquiátrica, pueden pedirte que hagas un diario con reflexiones, hábitos de sueño, estados de ánimo y cualquier otro aspecto que te inquiete de tu día a día, esto puede ayudar al diagnóstico y a la elección de la terapia más apropiada.

En cuanto a las opciones de tratamiento, no existe un “remedio universal”, sino que tienden a ser bastante individualizadas y adaptadas a cada persona y situación. Por ello, si sospechas que puede ser tu caso, es conveniente que  visites a un especialista en bipolaridad, que te hará un chequeo exhaustivo y te recetará medicamentos, planes de tratamiento diario o un tratamiento continuado y regular a lo largo de tu vida.

Referencias:

Bipolar Disorder (s.f.). National Institute of Mental Health (NIMH). https://www.nimh.nih.gov/health/topics/bipolar-disorder
‌Corbin, J.A. (2016, 9 de Mayo). ​Tipos de Trastorno Bipolar y sus características. Psicología y mente. https://psicologiaymente.com/clinica/tipos-trastorno-bipolar
Coryell, W. (2021, 2 de Agosto). Trastorno bipolar. Manuales MSD. https://www.msdmanuals.com/es/hogar/trastornos-de-la-salud-mental/trastornos-del-estado-de-%C3%A1nimo/trastorno-bipolar?query=bipolar
Howland, M. & El Sehamy, A. (2021, Enero). What Are Bipolar Disorders? American Psychiatric Association. https://www.psychiatry.org/patients-families/bipolar-disorders/what-are-bipolar-disorders‌
Mayo Clinic. (2021). Trastorno bipolar - Síntomas y causas. Mayoclinic.org. https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/bipolar-disorder/symptoms-causes/syc-20355955
pch.vector (s.f.). Calm girl with white cloud and sun above head and angry girl in stress with thunder and storm. woman in bad and good mood flat vector illustration. premenstrual syndrome, pms, mental health concept Free Vector [Imagen]. Freepik. https://www.freepik.com/pch-vector
Trastorno bipolar. (2021, 21 de Enero). Medlineplus. https://medlineplus.gov/spanish/bipolardisorder.html
 
Andrea Sirvent

Andrea Sirvent (GlóbuloAzul)

Graduada en enfermería por la Universidad de Valencia, así como instructora de Soporte Vital Básico y Desfibrilador Externo Automático (DEA), certificado por la Sociedad Española de Medicina Intensiva, Crítica y Unidades Coronarias (SEMICYUC). Trabajó durante un tiempo para el servicio público de sanidad en Inglaterra (NHS), y como instructora en la Federación de Salvamento y Socorrismo de la Comunidad Valenciana (FSSCV). Actualmente ejerce como enfermera en la unidad de críticos (Unidad de Cuidados Intensivos y Unidad de Reanimación) del hospital Marina Baixa de Villajoyosa, en Alicante, y se encuentra cursando un Experto en Cuidados Críticos Enfermeros.

Continúa leyendo