La contaminación puede reducir en un año nuestra esperanza de vida

La contaminación mata y, según los últimos datos, en España puede reducir hasta casi un año nuestra esperanza de vida.

SEGURO QUE TE INTERESA...

Mientras que la relación entre la contaminación atmosférica y la mortandad fue muy clara, los resultados relativos al papel las zonas verdes fueron contradictorios, ya que se encontró que su presencia en áreas de bajo nivel socioeconómico elevaba la esperanza de vida, mientras que en barrios de clase alta se asociaron a una reducción en la misma, por lo que será necesario seguir investigando al respecto.

Este tipo de trabajos que intentan comprender las relaciones entre las partículas contaminantes, su distribución y variación en el espacio y tiempo, efectos sobre la salud, y los posibles mecanismos atenuadores de su impacto, son imprescindibles para desarrollar medidas eficaces que frenen el problema.

En España, el programa TECNAIRE (Técnicas innovadoras para la evaluación y mejora de la calidad del aire urbano), al que pertenecen equipos de diversas universidades y centros de investigación, está trabajando en nuevas técnicas capaces tanto de diagnosticar los problemas de calidad del aire de una manera integral en entornos urbanos, como de evaluar estrategias para su resolución. Los últimos datos obtenidos fueron publicados en septiembre de 2016 en la revista Atmospheric Environment, y muestran cómo varían los distintos contaminantes a nivel de micro-escala en la ciudad de Madrid. Los resultados revelan que la distribución espacial de los mismos es muy heterogénea, y que los peatones están más expuestos en las paradas de autobús y pasos de cebra.


Obligación legal de tomar medidas contra la contaminación

Las recomendaciones de los científicos no deben quedarse en papel mojado, y sirven para establecer protocolos de actuación para proteger a los ciudadanos – especialmente a los grupos más vulnerables como niños y adolescentes- de los problemas respiratorios asociados a la exposición a un aire de mala calidad.

La normativa europea obliga a aplicar planes de acción para reducir el tráfico de carreteras si se superan los umbrales de contaminación

Además, los países miembros de la Unión Europea tienen obligación legal de ponerlos en práctica: la Directiva 2008/50/CE establece objetivos de calidad de aire, fijando umbrales y valores límite para los siguientes contaminantes: dióxido de sulfuro, dióxido de nitrógeno, partículas, plomo, benceno y monóxido de carbono. Además, especifica la forma de evaluarlos y de adoptar medidas correctoras en caso de que se incumplan las normas.

La normativa indica también que "en caso de riesgo de que los niveles de contaminación superen los umbrales, deberán aplicarse planes de acción a corto plazo para reducir el tráfico de carreteras, las obras de construcción o determinadas actividades industriales, con el fin de eliminar el peligro”.

Etiquetas: contaminaciónmedio ambientepolítica

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS