¿La contaminación aumenta el riesgo de alzhéimer?

Los efectos nocivos de la contaminación sobre nuestro cerebro son cada vez más cuantiosos.

 

Los resultados del examen de esas muestras de tejido cerebral revelaron que a pesar de que la magnetita se produce naturalmente en el cerebro, la mayoría de las partículas presentes eran esféricas, con diámetros de hasta 150 nm. Por cada partícula natural de magnetita, encontraron 100 partículas esféricas (propias de centrales eléctricas). Las partículas esféricas suelen ir acompañadas de nanopartículas de otros metales de transición, como el cobalto, el platino o el níquel. Estas partículas tóxicas alteran las funciones celulares normales en el cerebro, causando estrés oxidativo y creando radicales libres inestables.

 

SEGURO QUE TE INTERESA...

Aunque no se ha establecido ninguna relación clara entre la magnetita y el alzhéimer, estudios previos han encontrado una correlación entre las altas cantidades de este compuesto y la enfermedad en el cerebro de pacientes con alzhéimer.

 

“Es demasiado pronto para concluir que este hallazgo puede tener un papel causal en la enfermedad de Alzheimer o cualquier otra enfermedad cerebral”, explican los autores.

El estudio ha sido publicado en la revista The Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS).

 

Etiquetas: alzheimercontaminaciónenfermedadessalud

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS