¿Hay personas genéticamente resistentes a la COVID-19?

¿Eres uno de ellos? Los científicos creen que podrían ser la clave para tratamientos más efectivos contra la enfermedad.

Un equipo de científicos cree que podría haber personas genéticamente inmunes a la COVID-19, y quieren encontrarlas y estudiarlas para desarrollar potenciales tratamientos para la enfermedad. Por ello, proponen una "estrategia para identificar, reclutar y analizar genéticamente individuos que son naturalmente resistentes" a la COVID.

"No se ha descubierto ningún fármaco específico eficaz contra COVID-19 desde el inicio de la pandemia", escriben los investigadores en el artículo. "Las lecciones aprendidas de los experimentos de la naturaleza podrían potencialmente guiarnos hacia tratamientos tan específicos para COVID-19".

Si bien hasta ahora se sabe poco sobre aquellos que son naturalmente inmunes al coronavirus específicamente, los autores del estudio señalan en su investigación recogida por la revista Nature Immunology, que hay evidencia que sugiere que están ahí fuera.

Se han identificado genes que confieren resistencia natural en otras infecciones, incluidos el VIH y el norovirus, y podrían aportar una oportunidad excelente para comprender mejor la COVID-19 y desarrollar tratamientos y vacunas mejorados. En cuanto a la resistencia innata, actualmente solo existen tres ejemplos conocidos: infecciones por Plasmodium vivax, VIH-1 y norovirus.

 


Efectos impredecibles

Los científicos han desarrollado una imagen razonablemente consistente de quién está en mayor riesgo de padecer una enfermedad grave, sin embargo, hay innumerables historias de personas jóvenes y sanas que sucumbieron al COVID-19. Y, en el otro extremo del espectro, hay muchas anécdotas de parejas en las que un miembro sufre de COVID-19 severo mientras que el otro no experimenta ningún efecto adverso.

Como ya hemos visto a lo largo de estos múltiples meses de pandemia, las infecciones son increíblemente variables, desde asintomáticas hasta potencialmente mortales, con todos los grados variables intermedios. Algunos sufren levemente, algunos son hospitalizados y algunos continúan sufriendo durante meses después de la infección. Hay numerosos informes de personas que resisten la infección a pesar de que el resto de sus familias sucumben y los investigadores creen que, quizás, la variabilidad clínica de COVID-19 podría explicarse por factores genéticos.

¿Cómo encontrarlos?

Los contactos domésticos de casos positivos son buenos candidatos, pero los que tienen relaciones íntimas son incluso mejores. Conocidas como parejas discordantes, son parejas en las que un miembro es sintomático mientras que el otro no solo es asintomático, sino que se confirma seronegativo mediante una prueba de PCR de COVID-19.

En el proyecto en curso ya se han inscrito a más de 400 personas. Cualquier persona interesada en participar en el proyecto puede participar a través del sitio web COVID Human Genetic Effort.

Deben cumplir el requisito de no haberse contagiado tras pasar junto a un infectado al menos una hora al día durante los 3-5 primeros días de síntomas de este; confirmado con PCR cuatro semanas después del contacto y hacerse un análisis de sangre para buscar células como los linfocitos T, que indicarían que sí que se ha pasado por la infección, aunque sea de forma asintomática. Si resulta negativo, postulan los investigadores, el individuo sería un buen candidato para el estudio.


Los resultados de este estudio, espera el equipo, podrían conducir al desarrollo de nuevas terapias COVID.

 


Referencia: Andreakos, E., Abel, L., Vinh, D.C. et al. A global effort to dissect the human genetic basis of resistance to SARS-CoV-2 infection. Nature Immunology (2021). DOI: https://doi.org/10.1038/s41590-021-01030-z

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme en ladymoon@gmail.com

Vídeo de la semana

Continúa leyendo