Hablar idiomas reduce el riesgo de alzhéimer

Un estudio descubre que hablar al menos dos idiomas disminuye el riesgo de sufrir alzhéimer y también disminuye sus síntomas.

idiomas-alzheimer

Un equipo de investigadores del hospital San Raffaele de Milan (Italia) ha demostrado que la enfermedad de Alzheimer aparece mucho más tarde en personas que hablan al menos dos idiomas (sin importar si son nacionales o internacionales, también sirven los dialectos regionales como el catalán o el vasco en el caso de España) y que, en caso de acabar sufriendo la enfermedad, también son menores sus síntomas.

 

El alzhéimer es una enfermedad neurodegenerativa incurable y terminal, que aparece normalmente en personas mayores de 65 años de edad.

 

Los científicos se centraron en la enfermedad asociada a su expresión en pacientes que hablaban dos o más idiomas, identificando las bases neurológicas por las que el cerebro de las personas bilingües consigue compensar el daño causado por el alzhéimer gracias a esta habilidad.

 

También te puede interesar:

En concreto, los expertos emplearon un método de imágenes llamado FDG-PET (tomografía por emisión de positrones) que mide el metabolismo cerebral y la conectividad funcional entre las diferentes estructuras del cerebro en un grupo de 85 participantes, no siendo todos bilingües.

 

Ventajas de saber hablar varios idiomas

 

Los resultados del estudio demostraron que las personas que hablaban dos idiomas tenían una gran reserva cerebral que frenaba el progreso de la enfermedad. Hablar dos idiomas alejaba la enfermedad al menos 5 años y otorgaba una mejor capacidad para reconocer lugares y rostros, lo que evidencia una mejoría en los síntomas propios del alzhéimer.

 

Pero no sirve simplemente conocer dos idiomas o más. El uso que se haga de los mismos también influye en la posibilidad de ponerle freno a la enfermedad de Alzheimer:

"Al comparar los resultados del cuestionario con las de PET y con el rendimiento de los pacientes, se observa que cuanto más se utilizan las dos lenguas, mayor es el nivel de los efectos en el cerebro y mejor es el rendimiento. La cuestión no es tanto conocer dos lenguas, sino usarlas constantemente de una manera activa, y durante toda la vida", aclara Daniela Perani, líder del trabajo.

El estudio ha sido publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS).

 

CONTINÚA LEYENDO