Gran avance para diagnosticar cáncer con un análisis de sangre

Una investigación llevada a cabo en Estados Unidos indica que puede funcionar incluso en pacientes sin síntomas.

Tubos de análisis con sangre
iStock

Por primera vez, una investigación dirigida por el Johns Hopkins Kimmel Cancer Center, en Baltimore (Estados Unidos), ha demostrado la eficacia de los análisis de sangre para detectar varios tipos de cáncer en un grupo de pacientes que todavía no mostraban ningún síntoma. El objetivo es desarrollar una técnica efectiva antes de que la enfermedad dé la cara. Hasta la fecha, los estudios de test multicancerígenos basados en sangre únicamente se habían probado en personas con diagnóstico confirmado.

Publicado en la revista Science, el trabajo ha evaluado la viabilidad y seguridad de las pruebas de sangre multicancerígenas –también llamadas biopsias líquidas– junto con las imágenes obtenidas mediante tomografías computarizadas por emisión de positrones (PET-CT). 10 006 mujeres, a las que realizaron un seguimiento durante cuatro años, participaron en la investigación.

Los resultados de la prometedora técnica, basada en test sanguíneos fueron confirmados mediante tomografías computarizadas por emisión de positrones.

El estudio, denominado DETECT-A –detección de cánceres más temprana mediante recolección y prueba de sangre basada en mutaciones electivas, por sus siglas en inglés–, evaluó la versión de un análisis con biomarcadores capaces de localizar mutaciones asociadas a la presencia de la enfermedad. El test sanguíneo empleado en DETECT-A es una versión inicial de un conjunto de análisis múltiples denominado CancerSEEK, que se desarrolló en 2016 por la Universidad Johns Hopkins. En concreto, este sistema examina dieciséis genes y nueve proteínas vinculados a varios tipos de cáncer.

Se incluyeron tumores de todo tipo a excepción de los cutáneos, aquellos que afectan a sistema nervioso central y las leucemias. Estas tres modalidades fueron descartadas porque tienen una probabilidad muy baja de ser detectados por una prueba como la que ensayaron los investigadores. Asimismo, para confirmar la existencia del tumor y su localización, los científicos emplearon técnicas de diagnóstico por imagen PET/TC. En total, se identificaron 26 cánceres mediante el análisis de sangre, en diez órganos diferentes, siete de los cuales –como el de ovarios, útero, tiroides o riñón– actualmente no cuentan con pruebas de detección precoz estándar. Las afectadas pudieron beneficiarse de tratamientos terapéuticos antes de que aparecieran los síntomas.

 

Por Sandra Pulido

Gaceta Médica

Gaceta Médica

El periódico líder en información sanitaria y de salud en España. Dirigido a médicos, enfermeras y todos los profesionales de la sanidad.

Continúa leyendo