¿En qué consiste la ‘tripledemia’ de COVID-19, gripe y virus respiratorio sincitial?

Los expertos alertan de una pandemia en la que confluyan la COVID-19, la gripe y el VRS. También apuntan que la mayoría de los casos que se puedan dar serán leves.

‘Tripledemia’ es cómo se ha bautizado a la posible epidemia que podría darse si se dan a la vez tres epidemias: la de COVID-19, la de gripe y la del virus respiratorio sincitial o VRS, que se suele dar en niños y bebés y causa bronquiolitis y neumonía.

Esta situación ya se está dando en Estados Unidos, Argentina, Chile, Uruguay y el sur de Brasil, según datos epidemiológicos de la Organización Panamericana de la Salud (OPS). En varios países las urgencias pediátricas se han llenado de niños afectados con el VRS.

Mujer con gripe en el sillón
iStock

En España apenas quedan restricciones contra la COVID-19 y con el aumento de la socialización, los viajes, el acceso a interiores sin mascarilla y, en definitiva, la vuelta a la forma en que hemos vivido siempre, es esperable que los contagios de coronavirus aumenten. Las nuevas variantes del virus son menos letales que las originales, pero se contagian más.

Además, los expertos esperan una temporada de gripe más fuerte, en parte motivada por no haber estados expuestos durante estos dos años al virus de la influenza, al haber cumplido con las restricciones y llevado la mascarilla. Por esta razón, recomiendan a las personas que se encuentren en grupo de riesgo ponerse la vacuna de la gripe.

Sobre la vacuna de la gripe hay que recordar que no evita el contagio sino las formas más graves de la enfermedad, tal y como ocurre con la vacuna contra el coronavirus.

En cuanto al VRS, ya hemos comentado que las urgencias pediátricas de los hospitales americanos están llenándose de niños con infecciones por el virus. Se suele contagiar en los colegios y guarderías, donde los niños están en contacto estrecho. De hecho, se calcula que el 90 % de los niños habrá tenido el virus respiratorio sincitial en los dos primeros años de vida.

Los tres virus cursan con síntomas similares, entre ellos fiebre, congestión, dolor de cabeza y de garganta y tos.

Aunque los expertos sanitarios están dando la voz de alarma acerca de esta triple epidemia, también creen que la mayoría de los casos de COVID-19, gripe y VRS será leve. Eso sí, si se dan a la vez podrían afectar a muchas personas y quizá poner en apuro a los hospitales. También podrían ser un peligro para las personas que tienen un sistema inmune más vulnerable, como las personas mayores y los bebés, así como los que se encuentren dentro de un grupo de riesgo.

Estados Unidos está en alerta

Según vienen informando varios medios de comunicación estadounidenses desde principios de mes, en la región se está produciendo un aumento drástico y prematuro del virus respiratorio sincitial, hasta tal punto que se han producido largas esperas para que los niños reciban tratamiento y generando cierta presión en los hospitales.

Los CDC (Centros de Control y Prevención de Enfermedades) americanos informaron de que en algunas zonas del país "se está alcanzado los niveles máximos estacionales" de RSV.

En cuanto a la gripe, los CDC hablan de la peor temporada otoñal de la enfermedad desde la pandemia de la variante H1N1 que se dio en 2009. También informan de que ha llegado unas seis semanas antes de lo que lo suele hacer en Estados Unidos.

A los expertos les preocupa que, no habiendo llegado todavía la temporada de más frío, estas enfermedades estén afectando de la manera en que lo están haciendo.

Mar Aguilar

Mar Aguilar

Me hubiera gustado ser médica pero le tengo terror a la sangre. Con más de 11 años de experiencia en el ámbito periodístico, aprendo cada día un poco más acerca del apasionante mundo que es la ciencia. Puedes escribirme a maguilar@zinetmedia.es

Continúa leyendo