El riesgo de depresión aumenta un 300% en un entorno laboral tóxico

¿Afecta más a los hombres o a las mujeres? Un nuevo estudio analiza el impacto en la salud mental de las víctimas.

riesgo-depresion
iStock

Las empresas que no ponen como prioridad la salud mental de sus empleados provocan el aumento de la tasa de depresión entre su personal hasta en un 300%, han concluido un equipo de investigadores de la Universidad de Australia del Sur en un estudio que se prolongó durante un año en Australia y en el que analizaron el clima de seguridad psicosocial (PSC) del entorno laboral, esto es, las políticas, prácticas y procedimientos orientados a proteger la salud y seguridad mental de los empleados.

Los investigadores descubrieron que los lugares de trabajo que no reconocen el arduo trabajo de los empleados e imponen demandas poco razonables a los mismos, ponen a los trabajadores en mayor riesgo de desarrollar depresión. Si bien trabajar muchas horas es un factor de riesgo de morir de una enfermedad cardiovascular o de sufrir un accidente cerebrovascular, las prácticas deficientes a nivel de salud mental en el trabajo, plantean un mayor riesgo de depresión, concluyen los investigadores.

 


Malas practicas de gestión y falta de comunicación

Teniendo en cuenta que nuestro lugar de trabajo es como nuestro segundo hogar, por la cantidad de horas que pasamos en él, es lógico pensar que las condiciones de este entorno puedan tener una influencia significativa en nuestro bienestar físico y mental. El estudio se centró en cuantificar precisamente el efecto que un ambiente de trabajo tóxico puede tener en nuestro estado de ánimo.

Si bien trabajar muchas horas es un factor de riesgo de morir de una enfermedad cardiovascular o de sufrir un accidente cerebrovascular, las prácticas deficientes a nivel de salud mental en el trabajo, plantean un mayor riesgo de depresión, concluyen los investigadores.

 

 

Acoso laboral

El acoso laboral también tiene un vínculo importante con las corporaciones que no apoyan el bienestar mental de los trabajadores. El estudio demostró que los trabajadores entusiastas y comprometidos se suelen sentir valorados por sus jefes y que los hombres también tienen más probabilidades de deprimirse que las mujeres si su lugar de trabajo presta poca atención a su salud psicológica.


“La evidencia muestra que las empresas que no recompensan o reconocen a sus empleados por el trabajo duro, imponen demandas irrazonables a los trabajadores y no les dan autonomía, están colocando a su personal en un riesgo mucho mayor de depresión”, comenta Amy Zadow, líder del trabajo que publica la revista BMJ Open.


El acoso laboral es malo para todos, incluso para el acosador.


Sorprendentemente, los investigadores también descubrieron que el acoso no solo afecta el bienestar psicológico de la víctima, sino también el perpetrador del acoso y a los testigos.


"En este estudio investigamos el acoso en un contexto grupal y por qué ocurre. A veces, el estrés es un desencadenante del acoso y, en el peor de los casos, puede establecer un nivel de comportamiento 'aceptable' para otros miembros del equipo. Pero sobre todo, el acoso se puede predecir a partir del compromiso de una empresa con la salud mental, por lo que se puede prevenir", concluyen los autores.

 

 

Referencia: “Predicting new major depression symptoms from long working hours, psychosocial safety climate and work engagement: a population-based cohort study” by Amy Jane Zadow, Maureen F Dollard, Christian Dormann and Paul Landsbergis, 23 June 2021, BMJ Open.
DOI: 10.1136/bmjopen-2020-044133

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme en ladymoon@gmail.com

Vídeo de la semana

Continúa leyendo