El rey Gustavo III y sus experimentos con el café

¿Sabías que el Rey Gustavo III decidió comprobar los efectos nocivos del café de una manera un tanto particular?

 

Uno de los experimentos médicos más curiosos ha sido el que llevó a cabo el rey Gustavo III para demostrar que el café era nocivo para la salud pública. Un rey recordado en su país principalmente por acabar con la libertad en Suecia, impulsar el saber y la cultura y en hacerle la guerra al café.

El experimento del café del rey Gustavo III

El rey quería demostrar que el café era tóxico para el organismo, así que se propuso realizar un experimento para estudiar los efectos del café en la salud.

Para llevar a cabo el experimento ordenó que se cambiara la decisión de condenar a muerte a dos gemelos idénticos por la sentencia de cadena perpetua si aceptaban participar en su experimento.

Un gemelo debía beber tres tazas de café diariamente y el otro la misma cantidad de té, ambos hasta el día de sus muertes. Los gemelos aceptaron y se sometieron al experimento hasta el final de sus días.

Para el control del experimento se asignaron dos médicos que debían vigilar la salud de los gemelos e informar al rey acerca de los resultados.

El experimento terminó en un fracaso total, pues el rey Gustavo III quería demostrar que el café era dañino para la salud y no pudo hacerlo. Primero murieron los médicos, después murió el propio rey, más tarde murió el gemelo preso que bebía té y, por último, el gemelo preso condenado a beber café.

La historia del café en Suecia

El café llegó a Suecia en 1674, mucho antes de que Gustavo III llegara al trono. En el siglo XVIII el café se convirtió en una bebida popular entre las clases pudientes de Suecia hasta tal punto que en 1746 se ordena un decreto contra los consumidores de café y té para gravar los impuestos de las personas más pudientes bebedoras de café.

Los impuestos del café y el té se elevaron con altas sanciones por impagos. En vista de que dicho decreto no tuvo éxito, se prohibió totalmente su consumo, aunque no lograron realmente eliminarlo de la vida de los suecos.

En 1771 llega al poder Gustavo III quien tenía la creencia de que el café acortaba la vida de quien lo consumía, por eso, estaba decidido a no tomarlo y hacer que su país lo condenara. Así realiza el famoso experimento con los gemelos, del cual nunca pudo concluir que el café era nocivo para la salud ya que muere en 1792, antes de que su experimento concluyera.

En 1794, dos años después de la muerte del rey Gustavo III el gobierno intentó prohibir de nuevo el café, pero de nuevo sin conseguir éxito. El café ya era parte de la cultura de Suecia.

Al día de hoy Suecia se encuentra dentro de los 10 países con mayor consumo de café por persona, no solo es una bebida más, sino que está relacionada con la felicidad de cada uno de sus habitantes. La palabra “fika” es parte de su cultura y probablemente uno de sus secretos de productividad, lo que significa una pausa para tomar café con galletas y compartir con los compañeros y familiares.

Y no hacen la fika una sola vez, sino varias veces al día.

Referencias:

http://www2.linnaeus.uu.se/online/pharm/kaffete.html

https://books.google.it/books?id=YdpL2YCGLVYC&pg=PA92&redir_esc=y#v=onepage&q&f=false

 

Pau Mateo

Pau Mateo (Diario de un MIR)

Graduado en Medicina y Cirugía por la Lithuanian University of Health Sciences (LSMU). Ha trabajado como médico mutualista, como médico de familia y como médico de urgencias. Coautor de varios artículos científicos publicados en revistas de gran impacto en el ámbito médico, en la actualidad ejerce como Médico Interno Residente (MIR) de Cirugía Torácica en el Ospedale di Circolo en Varese, Italia. Además de esto, cuando le queda tiempo libre, lo utiliza para divulgar a diario contenidos de ciencia y medicina en su canal de YouTube llamado Diario de un MIR. Ah, y por si fuera poco, acaba de publicar su primer libro, llamado también Diario de un MIR.

Continúa leyendo