El mejor regalo para San Valentín, según la ciencia

Un estudio reciente sugiere que puede haber un regalo perfecto (sobre todo si ya andabas dándole vueltas a ello)

El día de San Valentín está a la vuelta de la esquina y te estás preguntando qué es lo que poder regalarle a esa persona especial en tu vida. Podría haber un tipo específico de regalo que puede reducir indirectamente la infidelidad sexual y aumentar la longevidad y la calidad de la relación de pareja. ¿De qué obsequio se trata?


Ya sabemos que la infidelidad sexual puede llevar a problemas psicológicos para ambas partes involucradas y tiende a ser una de las razones más comunes para las rupturas y el divorcio. Las cosas empeoran si la pareja ha engañado en el pasado, un estudio reciente sugiere que tienen tres veces más probabilidades de ser infieles en el futuro.

 

El trabajo empírico pasado sugiere que hay muchos factores que pueden llevar a la infidelidad sexual, como tener una vida sexual insatisfactoria y estar expuesto a normas sociales que son más favorables para los infieles. Más recientemente, la investigación ha señalado que la sociosexualidad (el grado en el que uno tiene actitudes no restringidas hacia el hecho de tener relaciones sexuales) es un factor importante en el comportamiento del infiel; cuanto más psicológicamente permisivas son las personas hacia el sexo casual, más tienden a ser infieles.

Poniendo todo esto en un mismo lugar, si hubiera un regalo que pudiera llevar a una reducción mensurable en la sociosexualidad de su pareja, esto podría reducir indirectamente su probabilidad de infidelidad sexual y mejorar significativamente la calidad y la longevidad de su relación romántica.

 

¿De qué se trata?



Hámsters, gatos, hurones, perros... provocan experiencias emocionales de calidez, simpatía y ternura; esto, a su vez, desencadena una motivación de cuidado parental en los seres humanos. De hecho, estar en presencia de animales vulnerables activa muchos de los mismos mecanismos fisiológicos y psicológicos involucrados en el comportamiento de crianza humana. Así, estar en presencia de cachorros y demás animales activa la mentalidad de padres, por lo que, según el intercambio de apareamiento / crianza, también debería llevar a una reducción posterior en corto término de la motivación de apareamiento (es decir, sociosexualidad).

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Probando la hipótesis


Noventa y dos participantes de pregrado en la Universidad de British Columbia (Canadá) recibieron un conjunto de diez fotografías, cada una acompañada por una breve descripción. Estos estímulos diferían en dos condiciones experimentales: al primer grupo se le mostraron imágenes de mascotas abandonadas (con fotografías que mostraban cachorros y gatitos muy bonitos acompañadas por leyendas que sugerían que el animal necesitaba cuidados de crianza -por ejemplo, "abandonado en la calle"- y al grupo de control se les mostró fotografías con mobiliario de hogar acompañadas de una leyenda idéntica ("abandonado en la calle") que las que se emplearon para las fotos de mascotas abandonadas.

Inmediatamente después de esto, los participantes completaron 20 preguntas del Inventario de Orientación Sociosexual. Este cuestionario se usa ampliamente en la ciencia de las relaciones para captar la defensa de un estilo sexual sin restricciones (es decir, la sociosexualidad) con preguntas como "el sexo sin amor está bien".

 

Los resultados de la investigación mostraron que, en comparación con los participantes del grupo de control, aquellos a quienes se les presentaron fotografías de cachorros y gatitos informaron de niveles más bajos de sociosexualidad. De hecho, la presentación visual de cachorros y animales pequeños y vulnerables redujo las actitudes permisivas hacia el sexo casual y redujo la orientación de los participantes hacia un estilo de apareamiento a corto plazo sin restricciones.

En resumen, una mayor sociosexualidad es un factor importante para predecir el comportamiento de la infidelidad y las posteriores rupturas, pero el estudio publicado en la revista Self and Identity sugiere que esta propensión se reduce en presencia de animales de corta edad.

 

Si estabas buscando un regalo para el día de San Valentín con el potencial de aumentar la calidad y la longevidad de tu relación romántica y ya le estabas dando vuelta a la adopción de un perro, gato, etc.., podrías considerarlo como un motivo más de peso para la decisión de adoptar un animal y aumentar la familia.


¡Feliz día de San Valentín!

 

Referencia: Beall, A. T., & Schaller, M. (2019). Evolution, motivation, and the mating/parenting trade-off. Self and Identity, 18, 39-59. / Once a Cheater, Always a Cheater? Serial Infidelity Across Subsequent Relationships Article in Archives of Sexual Behavior 46(3) August 2017 with 515 Reads DOI: 10.1007/s10508-017-1018-1

 

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme en ladymoon@gmail.com

CONTINÚA LEYENDO