El estrés se transmite a los hijos a través del esperma

El estrés podría ser heredable. Esta es la conclusión de un nuevo estudio con roedores que apoya la idea de la transferencia del estrés a través de la epigenética.

estres-esperma
iStock

Un nuevo estudio desarrollado por investigadores de la Escuela de Medicina Icahn en Mount Sinai (EE.UU.), ha demostrado que los ratones macho con inclinación al estrés -los que se estresan más fácilmente que otros- transmiten estos comportamientos a sus hijos mediante el esperma, modificando la expresión genética y transmitiéndose de una generación a otra.

Este trabajo amplía la investigación anterior que mostró de qué manera los eventos estresantes pueden alterar la expresión génica en ratones, lo que conduce a cambios en el comportamiento que pueden transmitirse de generación en generación. Fue un estudio de 2020, publicado en Nature Communications, que sugirió que el estrés altera los componentes celulares involucrados en el desarrollo de los espermatozoides, lo que podría cambiar la forma en que los espermatozoides influyen en los rasgos relacionados con el estrés en la descendencia.

Las experiencias estresantes alteran la expresión genética, que los padres pueden transmitir a sus hijos, pero no estaba claro si el propio esperma transmitía esta información o si las señales de comportamiento entre los padres jugaban un papel más importante.

 


Nuevos análisis con ejercicios de estrés


Los investigadores rastrearon la respuesta al estrés de los ratones machos después de diez días de estrés crónico y los clasificaron en grupos resistentes y susceptibles, según la gravedad de su respuesta. La descendencia de los ratones más resistentes al estrés y de control mostró comportamientos de estrés más reducidos en comparación con la descendencia de los ratones más inclinados al estrés.

 

 

El mismo patrón apareció en la descendencia concebida mediante inseminación artificial, lo que indica que los espermatozoides desempeñan un papel directo en la transmisión de las respuestas al estrés. Los investigadores también secuenciaron el ARN en el esperma del padre, el transcriptoma, antes y después del estrés crónico. El estrés cambió 1460 genes en ratones susceptibles al estrés, pero solo 62 genes en los ratones con mayor inflexibilidad al estrés. Estos resultados revelan que el esperma transmite información ambiental a corto plazo a la descendencia a través de cambios en el transcriptoma.

Los hallazgos actuales podrían tener implicaciones para comprender la heredabilidad del estrés y el trauma generacional en humanos, así como la fuente de varios trastornos del estado de ánimo, junto con los objetivos de tratamiento actualizados.


Los estudios anteriores no habían considerado la variación entre la forma en que los diferentes ratones reaccionan al estrés. "Nuestro estudio es el primero en segregar a los padres en grupos resistentes y susceptibles", comenta Ashley Cunningham, coautora del trabajo. "Creo que eso es muy importante porque las personas son complicadas y aquellas que pasan por los mismos factores estresantes no van a tener la misma respuesta".


Para futuras investigaciones, los expertos quieren comprender mejor cuánto duran los efectos del estrés en la descendencia. Para hacer eso, intentarían ver cuántas camadas pueden tener los padres, si siguen transmitiendo los rasgos que muestren una respuesta al estrés más fuerte y qué eco tiene este factor en el cerebro de la progenie.

 

También te puede interesar:

Referencia: Sperm transcriptional state associated with paternal transmission of stress phenotypes. Ashley M. Cunningham, Deena M. Walker, Aarthi Ramakrishnan, Marie. A. Doyle, Rosemary C. Bagot, Hannah M. Cates, Catherine J. Peña, Orna Issler, Casey Lardner, Caleb Browne, Scott J. Russo, Li Shen and Eric J. Nestler. Journal of Neuroscience (2021).DOI:https://doi.org/10.1523/JNEUROSCI.3192-20.2021

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme en ladymoon@gmail.com

Vídeo de la semana

Continúa leyendo