El ejemplo de China en la contención del nuevo coronavirus

Wuhan inició la cuarentena el 22 de enero. Ahora, los contagios han disminuido y los recuperados aumentan día tras día.

fiebre China
iStock

El epicentro de la pandemia, la ciudad china de Wuhan, tomó medidas a mediados de enero, poco más de un mes después de conocerse los primeros casos de un misterioso nuevo coronavirus (más tarde bautizado como SARS-CoV-2). El 22 de enero, con 500 personas afectadas en una ciudad de 10 millones de habitantes, Wuhan declaró la cuarentena. Dos días después, las clases en todos los niveles de educación fueron suspendidas. La región de Hubei, de la que es capital Wuhan, había registrado 5000 afectados para el 30 de enero. Fue entonces cuando se pone en marcha una colosal obra de ingeniería: la construcción de un hospital con capacidad para 1000 personas en tan solo 10 días.

A través de las redes sociales, muchos residentes de Wuhan llevan meses contando cómo es su día a día: paquetes de productos básicos a por los que solo bajan a la calle en contadas ocasiones; drones para controlar que todos los ciudadanos lleven puesta la mascarilla; registros de entradas y salidas en el metro a través de códigos QR en toda China, con códigos de color: verde si no hay peligro, naranja para los que han visitado zonas sin riesgo durante los 14 días  anteriores y rojo para los que deben permanecer en cuarentena. Lugares de ocio como bares, discotecas, cines, gimnasios y centros deportivos siguen cerrados; y, en los lugares de trabajo, e incluso las residencias, están restringidas las visitas. Además, para acceder a ciertos lugares públicos, como parques o restaurantes (e incluso a algunos sitios privados, como urbanizaciones) la policía te toma la temperatura, te identifica y da parte de tu situación.

¿Te parecen excesivas estas medidas? Independientemente de nuestro juicio, hay un hecho incontestable: el número de contagiados disminuye y, además, los recuperados de COVID-19 están aumentando cada día, como podemos apreciar en el siguiente gráfico, obtenido de la Universidad Johns Hopkins, que monitoriza a tiempo real el número de casos, de muertes y de recuperados.

¿Deberíamos aprender de China?

En Europa, Italia, Francia y España son los países que más contagios acumulan (12 462, 2 284 y 2 277, respectivamente). La declaración de pandemia que la OMS emitió en el día de ayer vino acompañada, además, de unas palabras que se pueden interpretar como una ‘reprimenda’ a los países que tratan de contener el nuevo coronavirus. El director general de la OMS Tedros Adhanom Ghebreyesus dijo que se mostraba “preocupado, tanto por los niveles alarmantes de propagación y gravedad, como por los niveles alarmantes de inacción”. Esa palabra, ‘inacción’, es la que nos lleva a compararnos con países como China, que ya en el año 2002 sufrió otro brote de similares características, el SARS (con una tasa de mortalidad del 10 %, aunque una capacidad de propagación menor), y que les permitió ‘entrenarse’ para mitigar una epidemia.

Por tanto, ¿deberíamos aprender de China? La respuesta no está clara. Curiosamente, si atendemos al índice global de seguridad sanitaria (GHS Index), China está menos preparada para afrontar retos sanitarios globales que otros países europeos, como Francia e Inglaterra; o incluso que Tailandia, Rusia, Australia y Estados Unidos. De un ranking de 195 países, se encuentra en el puesto 51, por debajo de España (puesto 15); México (puesto 28) Argentina y Chile (puestos 25 y 27). Sin embargo, China está muy cerca de países como Perú (puesto 49) y Colombia (puesto 65). Estados Unidos lidera el ranking, y le sigue Reino Unido, Canadá, Australia, Tailandia, Corea del Sur, Suecia y Finlandia.


El GHS es un índice global que analiza la potencialidad de los países del mundo en seguridad sanitaria en seis categorías: prevención, detección, respuesta rápida, sistema de salud, capacidad de recopilar datos y riesgo para el medio ambiente. No obstante, como sistema de medición, tiene sus carencias: solo analiza la información sanitaria que cada país tiene publicada en sus canales oficiales.

Laura Marcos

Laura Marcos

Nunca me ha gustado eso de 'o de ciencias, o de letras'. ¿Por qué elegir? Puedes escribirme a lmarcos@zinetmedia.es

Continúa leyendo