El ‘Dieselgate’ provoca unas 5.000 muertes al año en Europa

Esa es la estimación de fallecimientos prematuros debidos a las emisiones nocivas de los vehículos diésel trucados para pasar los controles medioambientales.

De acuerdo con los investigadores, desde los años 90 ha aumentado en un 50% el número de vehículos diésel que circulan por las calles y carreteras de Europa. Actualmente hay 100 millones de coches que incorporan estos motores, lo que supone el doble que en el resto del mundo en su conjunto. El problema es que su combustión es más perjudicial que la de los vehículos de gasolina, especialmente debido a los nocivos efectos de las emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx) en las vías respiratorias y el sistema cardiovascular. 

Italia, la peor parada

El nuevo estudio estima que el NOx arrojado a la atmósfera por los tubos de escape de los coches diésel se llevó la vida de 9.803 europeos cada año, pero podrían haberse limitado a 5.270 si los nuevos modelos hubieran cumplido los controles establecidos. Esos vehículos emiten entre 4 y 7 veces más cantidad óxidos de nitrógeno que lo que marcaba en los tests previos (amañados) de los fabricantes. Además, “si todos los coches diésel fueran de gasolina, unas 7.500 de esas muertes prematuras –tres cuartas partes–, se habrían evitado”, indica Jens Borken-Kleefeld, experto en transporte del IIASA. Es decir la cifra pasaría de casi 10.000 a solo 2.230.

Los países más castigados por los fallecimientos a causa del exceso de emisiones de NOx son Italia (1.250 muertes), Alemania (960) y Francia (680), mientras que al final de la lista se encuentran Noruega, Finlandia y Chipre. En los últimos tres países, de hecho, el riesgo de perder la vida por esta causa es al menos 14 veces menor que la media de la Unión Europea, según apunta el estudio.

En lo que se refiere a España, que ocupa el séptimo lugar europeo en el número anual de fallecimientos atribuidos al Dieselgate se situaría en 170, de un total de 370 que producen las emisiones de NOx. Como puede verse en el mapa que han elaborado los expertos, el problema afecta especialmente a Cataluña, donde aparece una especie de mancha que abarca el conglomerado urbano de Barcelona y sus ramificaciones hacia las provincias de Barcelona y Tarragona.  

En el informe también se señala que  el aire contaminado en general, producido por las emisiones de gases de transportes, industrias y otras fuentes, mata a alrededor de 425.000 personas prematuramente en los 28 países de la Unión Europea, Noruega y Suiza.

Etiquetas: contaminaciónmedio ambientetecnología

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS