El desperdicio de alimentos podría reducirse haciendo esto

La clave, según un reciente estudio, estaría en las etiquetas: cambiar la redacción sobre las fechas de vencimiento de los alimentos perecederos.

 

El desperdicio de alimentos podría reducirse drásticamente cambiando palabras simples sobre la frescura o el tiempo en el que los alimentos se van a conservar adecuadamente, en las etiquetas de los productos, según un nuevo estudio dirigido por la Universidad de Cornell. Según el tipo de producto, palabras como "mejor antes" o "mejor si se usa antes de" pueden marcar una gran diferencia en el hecho de que los alimentos se desechen demasiado pronto.

 


Arrojar un poco de luz en el asunto

En la encuesta llevada a cabo a los voluntarios, los investigadores pidieron a los participantes que calificaran, en una escala de 1 a 5 (siendo 5 extremadamente probable) su probabilidad de desechar 15 alimentos y bebidas diferentes que habían pasado un día del código de fecha establecido. En la primera sección de la encuesta, la pregunta incluía solo el código de la fecha de vencimiento (es decir, fecha/mes/año); la segunda sección repitió este ejercicio pero con un código de fecha y una etiqueta de fecha que incluía una de 10 variaciones de redacción diferentes.


“Desarrollamos una encuesta para recopilar información sobre las intenciones de los consumidores de desechar 15 productos alimenticios cuando se exponen a diferentes etiquetas de fecha”, escribieron los investigadores en su estudio.

Regulación de las fechas de caducidad de los productos

“Los resultados muestran que el uso de ciertas etiquetas de fecha tiene la capacidad de reducir el desperdicio de alimentos, pero las reducciones ocurrirían de manera diferente entre los grupos de alimentos. Algunos consumidores pueden hacer una prueba de olfato para ver si la comida sigue siendo buena, mientras que otros simplemente miran la etiqueta con la fecha y la tiran", comentó Brad Rickard, líder del trabajo que publica la revista científica European Review of Agricultural Economics.

El experto Brad Rickard explicó que la mayoría de las etiquetas de fecha que se usan en los productos alimenticios en Estados Unidos, por poner un ejemplo, ni siquiera están reguladas. “Y no son fechas de seguridad alimentaria; son solo dátiles de calidad alimentaria”.

Los investigadores encontraron que las palabras "usar" o "usar antes de" parecían referirse más directamente a las implicaciones de seguridad alimentaria percibidas de consumir alimentos después de la fecha indicada en el paquete y, por lo tanto, podrían conducir a un aumento en el desperdicio de alimentos.

“Si vas a la sección de yogur en la tienda de comestibles ves muchas etiquetas diferentes: algunas dicen 'usar antes de', otras dicen 'mejor antes de', otras dicen 'mejor si se usa antes de' o 'fresco antes de', 'vende antes de'. "Y no hay reglas al respecto", aclaran los expertos. Y, según comentan, el deseo de los fabricantes de vender más productos podría estar detrás de este “salvaje oeste” del mundo de las etiquetas de los alimentos.


Esta investigación fue apoyada por una subvención del Instituto Nacional de Alimentos y Agricultura del USDA, así como a través del Proyecto Hatch NYC del USDA.

Referencia: Bradley J Rickard, Shuay-Tsyr Ho, Florine Livat, Abigail M Okrent, Date labels, food waste and supply chain implications, European Review of Agricultural Economics, 2022;, jbac021, https://doi.org/10.1093/erae/jbac021

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme en Twitter: sarahromero_ y en ladymoon@gmail.com

Continúa leyendo