El bilingüismo reduce el riesgo de deterioro cognitivo

Te contamos qué es la reserva cognitiva y su importancia para mantener nuestro cerebro sano.

bilingüe

Los neurólogos decimos que si queremos mantener el cerebro joven, tenemos que generar 'reserva cognitiva', pero, ¿qué es eso de la 'reserva cognitiva'? Yakoov Stern, investigador de la Universidad de Columbia habla de dos tipos de 'reserva' para explicar cómo nuestro cerebro se enfrenta al daño cerebral. La 'reserva cerebral' es estructural, es decir, es mayor cuanto más neuronas o sinapsis tengamos antes de enfermar. La 'reserva cognitiva', en cambio, es funcional, y tiene que ver con cómo hemos desarrollado nuestras redes neuronales durante toda la vida. Así, el cerebro se enfrenta al deterioro empleando procesos cognitivos que ya tenía o poniendo en marcha procesos compensatorios, como cuando nos cortan el centro de la ciudad por Navidad, y hemos de utilizar circunvalaciones.


Un estudio publicado en enero de 2017 en JAMA, demuestra que las actividades mentalmente estimulantes como usar el ordenador, hacer manualidades y juegos y participar en eventos sociales, pueden proteger al cerebro del envejecimiento, aunque haya una predisposición genética a la demencia. Se siguieron a 1.929 personas cognitivamente sanas, de 77 años de media de edad durante cuatro años y más de 450 personas desarrollaron deterioro cognitivo leve. Este riesgo se redujo un 30% con el uso del ordenador, un 28% con las manualidades, un 23% con las actividades sociales y un 22% con los juegos. La regularidad también influía y las personas que realizaban esas actividades al menos una a dos veces a la semana presentaban un deterioro cognitivo menor que aquellas que hacían esas actividades sólo dos o tres veces al mes.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Asimismo, las personas que hablan dos o más idiomas parecen resistir mejor el deterioro cognitivo provocado por la enfermedad de Alzheimer (EA) en comparación con los sujetos monolingües. Varios estudios previos han mostrado que el bilingüismo puede retrasar el inicio de la demencia hasta cinco años, ya que se crea una 'reserva cognitiva' que hace que el cerebro bilingüe sea más resistente al envejecimiento.

Un estudio italiano de diciembre de 2016, con 85 personas con EA, demostró que las personas bilingües rindieron mucho mejor que las monolingües en las pruebas de memoria a corto y a largo plazo. Eso a pesar de que las personas bilingües tenían más señales de hipometabolismo cerebral, o sea, que sus cerebros eran menos eficientes a la hora de convertir la glucosa en energía, lo que es típico de la EA. Esta circunstancia puede deberse a una mejor conectividad funcional en las regiones frontales del cerebro en comparación con los sujetos monolingües, lo que les permitía mantener una mejor función cognitiva. Próximamente os comentaré algo sobre las demencias frontotemporales, no tan conocidas como la EA.

Lo más interesante de estos estudios es que podemos modificar nuestra reserva cognitiva de forma sencilla, y ya sabemos que invertir en salud siempre es rentable. 

 

También te puede interesar: la reserva cognitiva como arma contra el alzhéimer

 

Cristina Guijarro Castro, neuróloga  asesora de Unobrain. CM Caracas de Madrid y Hospital Virgen de la Luz, Cuenca

CONTINÚA LEYENDO