Efectos específicos de la guerra sobre la salud: Ucrania

La guerra tiene consecuencias imprevisibles en la salud, desde el resurgimiento de enfermedades hasta la escasez de recursos, entre otros

 

Una guerra siempre deja su legado en forma de traumas, hambre y, sobre todo, mala salud para los que tienen la suerte de conservar la vida. Esto es algo que habitualmente pasa desapercibido en los preparativos previos a la guerra o en las celebraciones posteriores, el número de personas que quedarán con problemas de salud impredecibles, sin acceso a tratamientos para sus dolencias y con problemas de salud que están específicamente relacionados con la guerra. Quién escribe es un español con ascendencia siria, que alguna cosa sabe de por lo que debe estar pasando en estos momentos el pueblo ucraniano. ¿De qué problemas específicos estoy hablando? Continúa leyendo.

Efectos de la posguerra 

Hasta ahora han muerto más de 140 civiles en el conflicto de Ucrania, según la oficina de derechos humanos de las Naciones Unidas. Sin embargo, admiten que lo más probable es que el total sea mucho mayor. Estas víctimas pueden haberse producido como resultado de los combates, pero la guerra tiene un impacto en la salud de la gente que va más allá. Algunas muertes no se deben a la batalla, sino al impacto más amplio de la lucha en la salud pública, que puede durar mucho tiempo después de que la guerra haya terminado. Es casi seguro que la invasión rusa de Ucrania provocará dolor y problemas de salud generalizados entre la población civil. Esto puede resultar de formas que aún no conocemos.

Lo que resulta sorprendente es la exclusión total de los problemas de salud en la posguerra como una cuestión siquiera de debate. Las guerras dejan a los países afectados no sólo con una infraestructura o una economía deficientes, sino que también crean un enorme agujero o una cavidad peligrosamente grande en el sector de la asistencia sanitaria, su infraestructura, su accesibilidad y muchos más factores. Puede ser mucho peor cuando la guerra afecta a las zonas rurales. Estos lugares ya tienen escasez de recursos y accesibilidad, y las condiciones de la guerra no hacen más que aumentarlas.  

Los daños en las infraestructuras sanitarias, como hospitales y clínicas, debidos a la guerra, tienen un impacto negativo en el sistema sanitario. Provoca la huida del personal sanitario, dejando a las instituciones sanitarias sin fondos para hacer frente a la creciente carga de pacientes de la batalla. Esto se suma a las interrupciones de la cadena de suministro. Debido a los límites de espacio de almacenamiento y al coste de mantener grandes inventarios, la mayoría de los hospitales rara vez tienen reservas de medicamentos y consumibles para más de unos días. Los antibióticos, los productos sanguíneos y los apósitos son algunos de los productos que se agotan rápidamente de estos suministros.

Guerra entre Rusia y Ucrania
Guerra entre Rusia y Ucrania

Problemas de salud mental

Los impactos de la guerra en la salud son tanto personales como de gran alcance. Las consecuencias para la salud son inmediatas -las personas resultan heridas o muertas- y luego las consecuencias se extienden en el espacio y el tiempo. Según estimaciones aproximadas, nueve personas morirán indirectamente por cada persona que muera directamente a causa de la guerra; sin embargo, esto puede variar mucho según la gravedad del conflicto y las condiciones sanitarias subyacentes de las naciones donde se libra.

Esto podría significar que hay un efecto no identificado en la salud mental. Cuando se inicia una batalla invasora, las consecuencias para la salud mental serán graves y duraderas. Quienes se vean directamente afectados por la violencia correrán un grave peligro de sufrir estrés traumático postraumático, pero también aumentarán la depresión, la ansiedad y otras enfermedades relacionadas con el estrés, como el abuso de alcohol y drogas, con consecuencias potencialmente duraderas e intergeneracionales.

Efecto en la atención sanitaria de los niños

El efecto de la atención sanitaria a los niños debido al reciente estallido de la guerra también es masivo. Los niños a los que ya se les había diagnosticado una enfermedad antes de la guerra, o los que nacieron con alguna afección, están siendo dejados sin atención. Esto se aplica a los que desarrollaron una como resultado de la guerra. Los padres y familiares de estos niños siguen estresados y llevan la carga de buscar una forma de salvar la vida de su hijo. Esto ha llevado a muchas familias a emigrar temporalmente a países cercanos en busca de una asistencia sanitaria estable, lo que impone una grave carga a los países vecinos.

Riesgo de migración

Las repercusiones sanitarias de la guerra pueden desplazarse mucho más allá de los países implicados, como hemos visto en anteriores batallas/luchas. Las necesidades sanitarias de millones de personas desplazadas por la violencia son uno de los retos mundiales más importantes en materia de derechos humanos. Cuando las personas huyen de las zonas de guerra, llevan consigo su dolor. Son susceptibles de padecer diversas enfermedades infecciosas, y luchan por encontrar alimentos nutritivos y viviendas seguras. Algunos pueden incluso huir del país en busca de una mejor accesibilidad sanitaria o de ayuda médica inmediata.

Las personas que no tienen culpa tendrán que desarraigarse y reubicarse para salvar sus vidas y las de sus familias. Pueden tener malas condiciones de vida en las nuevas regiones, insuficientes opciones de tratamiento debido al creciente número de refugiados. También puede afectar al país vecino y a sus ciudadanos.

Brotes de enfermedades  

Si falta agua limpia e instalaciones sanitarias que funcionen, aumenta el peligro de expansión de las enfermedades infecciosas. Además, las interrupciones de los programas de inmunización, que dan lugar a una menor cobertura de vacunas, aumentan la probabilidad de que se produzcan brotes de enfermedades prevenibles con vacunas, como el sarampión y la poliomielitis. Debido a los cambios de enfoque de la cobertura de vacunas a otros asuntos de la posguerra, las campañas de vacunación y las administraciones de vacunas se han reducido o cortado inadvertidamente. Existe el precedente de la batalla de Siria, donde redujeron la cobertura de vacunas en la posguerra y hubo un enorme brote de poliomielitis. Esto también significaría lo mismo en el caso de Ucrania.

Contaminación debida a la guerra

Prender fuego a las infraestructuras de petróleo y gas libera humos nocivos y provoca sustancias peligrosas que pueden dañar tanto a las personas como al medio ambiente. El primer ataque ruso, según PAX, fue contra contenedores de almacenamiento de gasolina en la base aérea de Chuhuiv, en febrero, que provocó un incendio. Las bases aéreas, los depósitos y tanques de gas y otras instalaciones energéticas han sido bombardeadas repetidamente durante las dos primeras semanas del asalto ruso; muchas de ellas están cerca de zonas residenciales. Se ha producido una importante contaminación atmosférica como consecuencia de los incendios.

Agradecimiento especial a la Dra. Ganna Katoula Artymovych por su revisión y comentarios.

Referencias

Koper, A. y Rigby, J. (2022, 8 de Marzo). “A war for life of our child”: Health crisis spills out of Ukraine conflict. Reuters. https://www.reuters.com/world/europe/a-war-life-our-child-health-crisis-spills-out-ukraine-conflict-2022-03-08/

Lee, A. (2022, 2 de Marzo). Ukraine: war has an impact on people’s health beyond bullets and bombs. The Conversation. https://theconversation.com/ukraine-war-has-an-impact-on-peoples-health-beyond-bullets-and-bombs-178062

Sheather, J. (2022, 24 de Febrero). As Russian troops cross into Ukraine, we need to remind ourselves of the impact of war on health. BMJ, 376, o499. https://doi.org/10.1136/bmj.o499

Weinthal, E. y Sowers, J. (2022, 1 de Marzo). The Environmental and Health Dimensions of the Ukraine War. UC Press Blog. https://www.ucpress.edu/blog/58701/the-environmental-and-health-dimensions-of-the-ukraine-war/

 

Amyad Raduan

Amyad Raduan (GlóbuloAzul)

Licenciado en Medicina por la Universidad Miguel Hernández de Elche, con Máster propio en Integración y Resolución de Problemas Clínicos en Medicina por la Universidad Alcalá de Henares, Máster en Medicina Clínica por la Universidad Camilo José Cela y actualmente realizando un Máster Oficial en Investigación Clínica por la Universidad Miguel Hernández de Elche. También es Diplomado en Transporte Sanitario Medicalizado. En la actualidad, ejerce como Médico Residente en la especialidad de Medicina Familiar y Comunitaria, en el Hospital Vega Baja de Orihuela (Alicante). Asímismo, es dueño y fundador de la empresa de divulgación científica especializada en medios audiovisuales, GLÓBULO SALUD SL, a través de la cual coordina a un equipo de médicos, ilustradores y animadores. (Canal de YouTube)

Continúa leyendo