Diez ideas científicas para cumplir cien años

La lucha contra los estragos del tiempo es uno de los campos más apasionantes de la biomedicina actual.

También te puede interesar: Revelan por qué unas personas envejecen antes que otras

7. ¿Se puede predecir la esperanza de vida?

Miller explica que "la edad que alcanzamos depende de muchos factores y puede cambiar en función del estilo de vida y del entorno. Los genes influyen, pero no condicionan el envejecimiento. Sí establecen el riesgo de padecer algunas enfermedades. Las opciones que tomemos, como fumar o hacer ejercicio, permiten influir en ese riesgo". Olshansky añade que hoy "el mejor criterio disponible para predecir la expectativa de vida es la educación". Aunque no se conocen exactamente qué factores condicionan esta relación.


8. ¿Por qué viven más las mujeres?

Estamos ante un enigma. Miller dice que "hay muchos elementos en juego, pero nadie los conoce con certeza, y es un tema de investigación de gran relevancia", porque, según explica Olshansky, "la mayoría de los centenarios son mujeres". "Las hormonas pueden tener una función protectora. Realmente, ellas no envejecen más despacio que los hombres, lo que ocurre es que están más protegidas frente a algunos males. Es curioso, pero hay estudios que indican que lo mismo ocurre en los eunucos, que no son tan proclives a las enfermedades como los demás hombres", puntualiza De Magalhães.


9. ¿Si se curara el envejecimiento, podríamos vivir para siempre?

Olshansky contesta, categórico: "No es eso lo que buscamos, ni siquiera sería posible". De Magalhães tiene claros los límites: "La inmortalidad es imposible. Aunque erradicáramos todas las enfermedades y no hubiera más accidentes ni desastres naturales, tenemos que aceptar que acabaríamos muriendo. Pero no hay ninguna razón para pensar que no podemos revertir o incluso detener del todo el envejecimiento".


10. ¿Ayudará la medicina a bajar los gastos en dependencia?

"Sin duda. Duramos cada vez más años, y el horizonte es un mundo de gente mayor, así que resulta clave que encontremos maneras de mejorar la salud durante las últimas décadas de la vida", opina Olshansky. "Cada vez dedicamos más recursos a salud y a dependencia. Ese proceso será imparable hasta que se consiga disminuir de verdad la velocidad del envejecimiento humano", argumenta Barja. Y añade: "Solo así podrá haber personas de ochenta años que estén en buen estado funcional, fisiológicamente jóvenes, que es de lo que se trata".

 

 

Etiquetas: envejecimientomedicinasalud

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS