Diez extrañas fobias que deberías conocer

¿Te suena la dromofobia? ¿O la falacrofobia? Estas son algunas de las más extrañas que se han descrito.

Se conoce con el nombre de "fobias" a los miedos o temores excesivos, irracionales e incontrolables, exagerados o desproporcionados con respecto al objeto o a la situación que los provoca. Estas son algunas de las más extrañas que se han descrito.

Eufobia: aversión a recibir buenas noticias.

Colpofobia: aversión a los genitales, especialmente a los femeninos.

Macrofobia: miedo patológico a las largas esperas.

Dromofobia: aversión a cruzar la calle.

Fronemofobia: aversión a pensar.

Mnemofobia: miedo irracional a los recuerdos.

Catisolofobia: aversión a sentarse.

Falacrofobia: miedo patológico a la calvicie.

Sequipeladofobia: aversión a las palabras largas o complicadas, sobre todo a equivocarse al pronunicarlas.

Oftalmofobia: aversión a ser mirado fijamente.

También te puede interesar:

El miedo a las alturas, las arañas, las multitudes, los vuelos y los espacios pequeños son solo algunos ejemplos típicos que causan ansiedad en muchas personas, pero ¿cuándo esos sentimientos producen las reacciones extremas que se convierten en fobia?

Las fobias son miedos persistentes e irracionales de ciertos objetos o situaciones que representan poco o ningún peligro. Las fobias ocurren de varias formas. El miedo asociado con una fobia puede enfocarse en un objeto particular (fobia específica) o ser un miedo en un entorno público (fobia social). Algunos otros ejemplos de fobias incluyen arañas, túneles, alturas, conducción en carretera, agua y sangre.

Si una persona tiene que hablar en público, por ejemplo, puede experimentar latidos cardíacos rápidos y manos sudorosas. La mayoría de las personas experimentan ciertos miedos con intensidad leve a moderada, pero el miedo acaba pasado. Para las personas con fobia, el miedo es extremadamente intrusivo y puede alterar la vida normal, interfiriendo con el trabajo o las relaciones sociales en diversos grados de severidad. Los trastornos de ansiedad no son solo un caso de "nervios". No se puede superar un trastorno de ansiedad solo con fuerza de voluntad, ni se pueden ignorar o descartar los síntomas. Afortunadamente, existen tratamientos efectivos para ayudar a las personas con fobias.

 

¿Puede una persona con una fobia tener otras enfermedades físicas y emocionales?



Las personas con fobias, particularmente la fobia social, también pueden experimentar problemas de adicción y abuso de sustancias.

Muchas personas con fobia social o específica se vuelven tan ansiosas que experimentan ataques de pánico, que son intensos e inesperados estallidos de terror acompañados de síntomas físicos. A medida que ocurren más ataques de pánico de este tipo, las personas con fobias pueden tomar medidas extremas para evitar situaciones en las que temen que ocurra otro ataque o donde la ayuda no esté disponible de inmediato. Esta acción de evitar, similar a la de muchos pacientes con trastorno de pánico, puede eventualmente convertirse en agorafobia, la incapacidad para ir más allá de un entorno conocido y seguro debido al miedo y la ansiedad intensos.

El diagnóstico y el tratamiento de otros trastornos son críticos para encontrar un tratamiento eficaz de las fobias.

 

Causas

 


Es inusual que una fobia comience después de los 30 años, y la mayoría comienza durante la primera infancia, la adolescencia o la edad adulta temprana. Pueden ser causadas por una experiencia estresante, un evento aterrador o un padre o miembro del hogar con una fobia que un niño puede "aprender".

 

También te puede interesar:
Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme por aquí.

Continúa leyendo