Descubren un área del cerebro que no madura hasta los 36 años

El córtex visual primario, que procesa e interpreta la información de la retina, continúa evolucionando durante la vida adulta.

El córtex visual primario se encarga de procesar la información que llega de las retinas, para después mandarla a otras 20 zonas especializadas, un trabajo de unas 280 millones de neuronas. A su vez, existen determinadas proteínas que impulsan las acciones de las neuronas en la corteza visual en la parte posterior del cerebro. Según el estudio, estas proteínas moldean la acción de estas neuronas durante años, aproximadamente, hasta la edad de 36. "Aún existen grandes lagunas en la manera que tenemos de entender el cerebro", reconoce la investigadora.

El descubrimiento de la plasticidad del córtex visual primario puede abrir vías terapéuticas en algunas patologías de la visión; por ejemplo, el ojo vago, desterrando la idea de que solo los niños pueden responder a las terapias correctivas. Además, es posible que este hallazgo dé paso al descubrimiento de otras áreas cerebrales que, como el córtex visual, sean más plásticas de lo que se pensaba.

Referencias:

Kathryn M. Murphy. Development of glutamatergic proteins in human visual cortex across the lifespan. Journal of Neuroscience. (2017) 2304-16; DOI: https://doi.org/10.1523/JNEUROSCI.2304-16.2017

Etiquetas: cerebrocerebro humanocienciaenvejecimientoojos

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS