Descubren por casualidad un fármaco contra la calvicie

El medicamento está aprobado para el tratamiento del eccema, pero, en el caso de un paciente de 13 años con alopecia total, ha provocado además que le creciera el pelo.

La ciencia les debe mucho a los hallazgos afortunados o por casualidad –conocidos como serendipia–, esos descubrimientos que los científicos han encontrado sin buscarlos. Así nos llegaron los rayos x, el microondas o la penicilina.

Precisamente en el sector de la farmacología no son pocos los descubrimientos que se han producido así. El último ha corrido a cargo de médicos del Hospital General de Massachusetts (MGH, por sus siglas en inglés), que han informado de que un medicamento, el dupilumab, aprobado por la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) para el tratamiento del eccema de moderado a severo (dermatitis atópica), ha tenido un efecto secundario totalmente inesperado en uno de sus pacientes.

En un artículo publicado en la revista médica mensual JAMA Dermatology, los especialistas describen cómo este paciente de 13 años de edad y que, además de sufrir eccema, presenta una alopecia total ha experimentado un importante crecimiento de su pelo tras recibir un tratamiento con dupilumab, comercializado bajo la marca Dupixent. Este está indicado para aquellas personas cuyos eccemas resultan resistentes a los tratamientos tópicos o para quienes estos últimos no son recomendables.

“Nos quedamos bastante sorprendidos, ya que este paciente carecía de pelo desde los dos años de edad y otros tratamientos que pueden ayudar en la pérdida de cabello no lo hicieron en su caso”, explica Maryanne Makredes Senna, del Departamento de Dermatología del MGH y autora principal del artículo que ha visto la luz en JAMA Dermatology. “Por lo que sabemos, este es el primer caso de un paciente con algún grado de alopecia areata (una forma de alopecia de origen autoinmune) cuyo pelo le vuelve a crecer con dupilumab".

¿Estamos ante un medicamento que curará la alopecia?

Además de la calvicie, este joven paciente había sufrido, desde los siete meses de edad, un eccema resistente a otros tratamientos. En julio de 2017, se le empezaron a suministrar inyecciones semanales de dupilumab, que acababa de recibir la aprobación de la FDA (en marzo de ese año). Tras un periodo de seis semanas, el joven experimentó una notable mejoría de los síntomas del eccema y además notó que le salían pelos finos y claros en el cuero cabelludo.

A los siete meses de tratamiento, le había crecido una cantidad significativa de cabello nuevo, ya pigmentado. Por desgracia, un cambio en la cobertura de su seguro sanitario lo obligó a interrumpir el tratamiento con este medicamento durante dos meses; y el pelo que le había nacido volvió a caérsele. Pero, tras reanudar el tratamiento en abril de 2018, el cabello le volvió a crecer.

Todavía se desconoce si el dupilumab podría inducir el crecimiento del cabello en otros pacientes con alopecia, pero Senna sospecha que “puede ser útil en pacientes con eccema activo extenso y alopecia areata activa”, subraya. “Hemos presentado una propuesta para un ensayo clínico con dupilumab en esta población de pacientes y esperamos poder investigarlo más en un futuro cercano”, destaca.

Raquel de la Morena

Raquel de la Morena

Periodista. También escritora de romances históricos y novela juvenil. Sin terraplanistas ni escépticos de la llegada del hombre a la Luna entre mi gente más cercana –que yo sepa–.

Continúa leyendo