Cuatro consejos para que tu estómago no sufra en las fiestas navideñas

Científicos del Departamento de Ciencia Nutricional de la Universidad de Reading (Reino Unido) han estudiado cómo responde el estómago tras los excesos de las comidas navideñas. Y han llegado a la conclusión de que hay una serie de medidas que pueden ayudar a que nuestro sistema digestivo se sienta mejor:

· Comer más frutas y verduras. Si ingenimos demasiada carne, las bacterias del aparato digestivo rompen las proteínas para producir aminas, fenoles y otras sustancias nocivas que inflaman el estómago. La fibra de las verduras y frutas, por el contrario, produce componentes beneficiosos que contrarrestan el exceso de proteínas. Además, comer fibra aumenta la energía disponible en los músculos y activa los supresores del apetito.

· Consumir probióticos o prebióticos, que contienen bacterias que ayudan a hacer la digestión.

· Hacer ejercicio después de comer en exceso. Entre otras cosas, mejora la respuesta inmune y evita resfriados, problemas estomacales, etc.

· Beber tanta cantidad de agua como de alcohol, ya que previene la deshidratación y reduce la resaca.

 

Continúa leyendo