¿Cuál es el origen más probable de la pandemia de COVID-19?

A pesar de que todavía nos quedan muchas preguntas sobre cómo se desencadenó la pandemia causada por SARS-CoV-2, el salto de murciélagos a humanos es la opción más probable.

La pandemia que surgió en Wuhan, China, en diciembre del año 2019 ha afectado a toda la humanidad y en concreto al ámbito científico a muchos niveles. El coronavirus SASR-CoV-2 recibe su nombre por la enfermedad asociada (Severe Acute Respiratory Syndrome Coronavirus 2), pero no es la primera especie de coronavirus causante de una enfermedad respiratoria en humanos. El esfuerzo científico global y coordinado ha permitido conocer muchos aspectos claves de este coronavirus, pero el origen y cómo saltó a humanos sigue planteando algunas preguntas.

Origen animal, pero con incógnitas

Durante estos más de dos años de pandemia las diferentes hipótesis sobre el origen del SARS-CoV-2 han sido foco de estudio, análisis e investigación, pero también de bulos y teorías de la conspiración. No es de extrañar que, ante una situación de crisis sanitaria mundial y el desconocimiento del patógeno causante de la misma, el miedo y la falta de conocimientos científicos hayan dado pie a la aparición de teorías más o menos creíbles sobre su origen. Numerosas investigaciones independientes de diferentes países (incluyendo la CIA de los Estados Unidos) han realizado sus propias estimaciones y análisis en base a las evidencias recopiladas sobre los primeros casos detectados en Wuhan. Aunque ninguna investigación ha sido capaz de aportar pruebas irrefutables del origen de SARS-CoV-2, todas coinciden en que el origen más probable sea un salto natural de un animal a humanos. Pero, ¿qué evidencias tenemos para argumentar este origen como el más probable?

Un estudio publicado en la revista Nature ha demostrado que los coronavirus presentes en murciélagos y relacionados con el SARS-CoV-2 son capaces de infectar células humanas. Estas evidencias las han obtenido gracias a experimentos usando cultivos celulares ampliamente utilizados junto a un análisis del genoma de varios coronavirus presentes en murciélagos, pangolines y humanos. Este estudio apoya el origen de una variante de coronavirus a medio camino entre el SARS-CoV-2 y la más similar detectada en Rhinolophus affinis comúnmente conocido como murciélago cara de herradura.

Murciélago cara de herradura. Fuente iStock
Murciélago cara de herradura. Fuente iStock

En esta misma línea encontramos otro estudio recientemente publicado en la revista Genome Biology and Evolution, donde han realizado un análisis comparativo de varios tipos de coronavirus presentes en diferentes tipos de murciélagos en Asia. Este tipo de análisis, conocidos como filogenéticos, son como intentar dibujar un árbol genealógico del SARS-CoV-2 con base en los rasgos que comparte o le diferencian de otros coronavirus. Los resultados no sólo señalan de nuevo al coronavirus presente en murciélagos como el candidato más probable y cercano al SARS-CoV-2, sumando evidencias al origen natural de la pandemia, sino que además demuestra la importancia de este tipo de análisis en el futuro. Al parecer, diferentes coronavirus han estado evolucionando en regiones de Asia durante los últimos 100 años, dando lugar a numerosas variantes que se han mantenido en unas regiones u otras, usando varias especies de murciélagos como reservorios. Han llegado a esta conclusión al centrarse en unas partes concretas del genoma del virus conocidas como “puntos calientes”, donde se han concentrado muchas mutaciones que han sido seleccionadas a lo largo del tiempo. Estos puntos calientes representan moléculas con funciones especiales para la infección y/o propagación del virus. Otra reflexión que los autores aportan en su estudio, es la posibilidad de que no sea necesaria una especie intermedia entre el murciélago y el humano, ya que en poblaciones rurales de China se habían detectado anticuerpos contra coronavirus. Si años antes de la pandemia causada por SARS-CoV-2, había humanos que presentaban elementos de una respuesta a infección por coronavirus en forma de anticuerpos en sangre, puede que estos saltos sean más frecuentes de lo que creemos.

¿Puede que aparezca un nuevo coronavirus?

Análisis sobre la aparición de un nuevo virus zoonótico (que vive en una especie animal diferente de humanos) que mute y salte a humanos, apuntan a una baja probabilidad. Sin embargo, los estudios filogenéticos han demostrado que hay una gran cantidad de virus con potencial de infectar células humanas y de los que tenemos poca información. Otros dos coronavirus han saltado a humanos en las últimas décadas: el MERS y el SARS-CoV. Algunos tipos de virus presentan tasas de mutación más altas que otros, y estudiar los mecanismos de entrada celular en sus animales reservorio, puede darnos claves para evaluar el riesgo de infección en humanos.

El caso de los coronavirus parece más preocupante por los saltos observados en los últimos años y la presencia de anticuerpos en un porcentaje de la población en Asia. Sin embargo, no sería de extrañar que otro tipo de virus pueda saltar a humanos, y más teniendo en cuenta las variables que afectan al clima y que ejercen una presión en comportamientos animales. Por todos estos motivos, nuevos estudios filogenéticos de virus zoonóticos son medidas recomendadas por la comunidad científica y sanitaria.

 

Referencias:

Temmam et al. 2022. Bat coronaviruses related to SARS-CoV-2 and infectious for human cells. Nature. doi: 10.1038/s41586-022-04532-4
Lytras et al. 2022. Exploring the Natural origins of SARS-CoV-2 in the Light of Recombination. Genome Biol Evol. doi: 10.1093/gbe/evac018

Sherezade MR

Sherezade MR

Soy una doctora en Alergología que en sus ratos libre cuenta la ciencia en redes. Me licencié en Biología en la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) y realicé el doctorado en la Universidad de Medicina de Viena. Ahora trabajo como postdoc en el Instituto de Alergología Fraunhofer asociado al Hospital Charité de Berlín. Mi nueva faceta es divulgadora amateur que hace vídeos cortos en Twitter y streams largos en Twitch. A veces también escribo o consigo logros para la Alianza en World of Warcraft. Página web

Continúa leyendo