Nuevo coronavirus vs. otros brotes mortales

¿Cómo de peligroso es este coronavirus comparado con la gripe, el MERS o el SARS?

Mujer con máscara facial
iStock

El brote de 2019-nCoV o nuevo coronavirus ya es una emergencia sanitaria global, según la ONU. El nuevo tipo de coronavirus se detectó por primera vez en diciembre de 2019 en la localidad china de Wuhan; desde entonces, se expande por todo el globo. Ya hay más de 80 000 afectados, y más de 2 700 fallecidos.

El coronavirus se propaga rápidamente y, por precaución, todos los países (incluido España) ya tienen previsto un protocolo de emergencia. Eso sí, de la precaución al alarmismo hay una delgada línea.

Con frecuencia, la percepción del riesgo ante una amenaza no suele corresponderse con el riesgo real de la propia amenaza. Ocurre cada vez que viajamos en coche (una persona media tiene 1 probabilidad entre 84 de morir en un accidente de tráfico a lo largo de su vida) o cuando evitamos nadar durante mucho tiempo en el mar imaginando una aventura ‘spielbergieana’ de ataque de tiburón.

Contra el 2019-nCoV todavía no hay disponible una vacuna o medicamentos antivirales, y los científicos están trabajando contrarreloj para conocer más datos sobre su epidemiología. Y pese a lo lamentable de los fallecimientos, y el sufrimiento de las personas con complicaciones por este coronavirus, ¿son muchos o pocos los infectados? ¿Y el número de muertos? Depende de con qué lo comparemos.

COVID-19 vs. gripe

La tasa de mortalidad o letalidad del COVID-19 se sitúa en torno al 2 o 3 %. Esto es, que fallecería de coronavirus de Wuhan dos o tres pacientes de cada cien.

Ahora, tomemos los datos de la gripe española, una epidemia que dejó 500 millones de afectados en el invierno de 1918 a 1919, de ellos, unos 45 millones de casos mortales. Su tasa de mortalidad, por tanto, se sitúa en un 10 %.

Pero más sorprendentes aún son los datos en el caso de la gripe estacional; con la que todos estamos familiarizados. El virus de la gripe común o influenza deja cada año entre 290 000 y 650 000 muertes cada año. A nivel global, la tasa de mortalidad es de 0,6 %; no obstante, puede oscilar entre un 30 y un 60 % dependiendo del país y el estado de salud general del paciente. En todo caso, una tasa increíblemente mayor.

Y, ¿cuáles son los síntomas del COVID-19? En esencia, se parece mucho a una gripe o una neumonía. Provoca tos, estornudo y dificultad para respirar y, en algunos casos, insuficiencia renal. “La neumonía es lo que está matando a los infectados”, según la especialista en Medicina de Familia Carmen Jódar Casanova.

Además, las personas en riesgo de sufrir complicaciones graves o la muerte son, como ocurre en el caso de otras afecciones respiratorias, los ancianos, los niños muy pequeños, las personas con el sistema inmune debilitado o con enfermedades respiratorias, o las embarazadas.

COVID-19 vs. SARS

El 29 de enero de 2020, las autoridades confirmaron que el número de casos de coronavirus en China continental había superado a la cantidad de personas que fueron infectadas por el SARS (Síndrome respiratorio agudo y grave) durante la epidemia del año 2002 a 2003.

En febrero, el número de fallecidos del nuevo coronavirus superó, finalmente, al del SARS, alcanzando los más de 800 fallecidos.

Cuando se contuvo el brote global de SARS, éste se había propagado a más de 8.000 personas en todo el mundo; pero mató a casi 800. Esto equivale a una mortalidad del 10 %, frente a la del coronavirus, de solo de un 2 %. Esta comparación también significa que el coronavirus se propaga mucho más deprisa que el SARS. El coronavirus tiene un periodo de incubación de 2 a 14 días.

MERS
iStock

/iStock.

COVID-19 vs. MERS

El síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS) fue detectado por primera vez en 2012 en Arabia Saudí. Como ocurre con el nuevo coronavirus, los científicos no están seguros de cuál es su origen, pero se sospecha de un reservorio animal. Según la biblioteca nacional de los Estados Unidos, la tasa de letalidad del MERS se sitúa en un 30 %. El MERS es causado por el coronavirus del síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS-CoV).

Recordemos que el coronavirus de Wuhan (2019-nCoV) es un tipo de coronavirus (nombre común que designa a los virus que presentan una característica ‘corona’ de proteínas en su superficie).

Laura Marcos

Laura Marcos

Nunca me ha gustado eso de 'o de ciencias, o de letras'. ¿Por qué elegir? Puedes escribirme a lmarcos@zinetmedia.es

Continúa leyendo