Vídeo de la semana

Complemento nutricional contra los problemas de las articulaciones

Con el paso de los años nuestras articulaciones se van deteriorando, apareciendo en muchos casos problemas reumáticos como la artritis o la artrosis. El tratamiento normalmente no cura el problema, sino que mitiga el dolor de modo que la prevención se convierte en la piedra angular médica para evitar dichos problemas. Para ello han creado complementos nutricionales específicos que permitan mantener las articulaciones en perfecto estado y evitar su degeneración.   

 

Como apuntan desde la Sociedad Española de Reumatología, cuando hablamos de artritis en realidad nos referimos a más de 100 entidades diferentes. La palabra deriva del griego “arthros”, articulación y el sufijo “itis” que denotaría inflamación, de modo que el término significaría literalmente “inflamación de una articulación”. Esta es la clave para diferenciarla de otras enfermedades reumáticas, como por ejemplo la artrosis, en las que la inflamación no es el elemento más importante, sino la degeneración de la articulación.

 

Esta decadencia no tiene una cura definitiva lo que ha llevado a las farmacéuticas a crear tratamientos preventivos, a base de complementos nutricionales, que provean a las articulaciones de los “materiales” necesarios para prevenir su degeneración. Es el caso de Bonflex, de Máyla Pharma compuesto de aminoácidos, vitaminas, etcétera que mejoran la elasticidad y evitan la inflamación de las zonas con peligro de degenerarse.

Composición del complejo nutricional

Por ejemplo, este complejo alimenticio tiene en su composición glucosamina, un aminoácido derivado de los crustáceos y que se encuentra de manera natural en el cuerpo humano. Dentro del organismo permite la síntesis de los glicosaminoglicanos y glicoproteínas, algunos de los componentes químicos fundamentales en  ligamentos, tendones, cartílagos  etcétera. Según apuntan desde Máyla Pharma, diversos estudios  en animales han comprobado que la administración de  glucosamina retrasa  la degradación del cartílago y puede llegar a reconstruirlo. 

 

Igualmente, Bonflex tiene entre sus componentes principales el sulfato de condroitina, un compuesto que aporta elasticidad al cartílago ayudándole a retener agua. De hecho este compuesto es capaz de reducir la  actividad enzimática responsable de la descomposición del colágeno en  las articulaciones, además de tener propiedades antiinflamatorias

 

Finalmente, otro de los compuestos estrella de este complemento alimenticio es la  vitamina C y la cúrcuma longa. La primera es capaz de incrementar el contenido de colágeno del cartílago al actuar como cofactor para las enzimas encargadas de la síntesis del  colágeno.  Por su parte, la cúrcuma longa es una especia muy utilizada  en Asia usada habitualmente para tratar problemas de inflamación y  artritis. Según un informe del Instituto de  Nutrición y Tecnología de  Alimentos Ramón y Cajal de granada, “se ha demostrado que la cúrcuma  posee efectos antiinflamatorios, además de efectos específicos y  órganos, como la piel, el sistema gastrointestinal y respiratorio y en  el hígado”.