Cómo proteger tu piel del cáncer

Cuanto más nos exponemos al sol, mayor es nuestro riesgo de desarrollar cáncer de piel. Te ayudamos a protegerla.

 

Renovar la crema frecuentemente

 

Otra de las recomendaciones para proteger nuestra piel del sol pasa por renovar el protector solar (a partir de SPF 30+) cada dos horas. Aplicarse la protección una única vez al día no es suficiente para cuidarnos de los efectos de la radiación solar.

 

 

Examen de la piel

 

Un análisis de las manchas de la piel y de los lunares es el mejor método para prevenir y diagnosticar con rapidez un melanoma. Las tasas de melanoma y otros tipos de cáncer de piel han aumentado lentamente pero sin pausa desde los 80, lo que indica que hemos de estar más alerta (observando nuestra piel para detectar algún cambio) y realizar revisiones médicas de nuestra piel cada cierto tiempo.

 

Mitos del sol

 

La protección solar es imprescindible aunque esté lloviendo o el día esté nublado, por lo que no es cierto que en estos días no sea necesaria la crema solar. Al contrario, los rayos ultravioleta dañinos que penetran en la piel y causan cáncer siguen con la misma energía que si el día estuviera soleado y sin nubes. Protección solar siempre. Según la Skin Cancer Foundation, los rayos UV pueden dañar la piel en apenas 15 minutos, incluso en días nublados.

 

Los rayos UV pueden dañar la piel en tan solo 15 minutos, incluso si está nublado

 

¿Qué nivel de protección es el más adecuado?

 

Una protección 100+ no es necesariamente mejor que una protección 50+. De hecho, no existe un aumento significativo de protección después de SPF 50+. Eso sí, las protecciones menores de 30+ no son recomendables ni para pieles claras ni para las primeras exposiciones. Además, una buena pamela o sombrero será nuestro complemento ideal para los días de sol.

 

Etiquetas: cáncercáncer de pielpielsaludsol

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS