Cómo proteger tu bienestar mental en Navidad

Te ofrecemos algunos consejos para aportar un poco de calma a la ajetreada temporada festiva.

bienestar-mental-navidad

En un mundo perfecto, las navidades están llenas de amor, calidez y felicidad. Sin embargo, lo más habitual es que estén repletas de estrés, agotamiento...


Muchas personas ya de por sí viven vidas estresantes y las presiones adicionales de la temporada de vacaciones ayudan más bien poco.

 

Te ofrecemos unos consejos simples que pueden ayudarte a mantener tu bienestar mental intacto durante las navidades.


1. Es un asunto de familia



Asegúrate de establecer límites desde el principio. En lugar de tratar de visitar a todos los parientes durante las vacaciones, limita a quién vas a ver. Pide disculpas de antemano y ahórrate largos viajes. Puedes visitarlos en cualquier otro momento del año. Esto se aplica a todos los aspectos de la planificación de vacaciones: sé realista. Ni siquiera un súper héroe podría planear la fiesta de la oficina, una fiesta familiar y la obra de Navidad de la escuela, cocinar la cena de nochebuena, comprar regalos para todos y seguir sonriendo. Solo escribirlo ya cansa. No tengas miedo de decir "no" a algunas personas.

 

2. Planificar el gasto



Es muy difícil evitar gastar demasiado dinero durante las navidades: regalos, comida, bebida, salidas, invitados, más comida, más regalos; la cantidad asciende rápidamente. Aunque muchas personas saben que es probable que gasten en exceso durante el período de vacaciones, muy pocas hacen planes razonables con anticipación. Te aconsejamos que establezcas un presupuesto razonable.



3. Cuidado con las calorías pero sin pasarse



No tiene sentido pretender seguir una dieta saludable durante todo el período de vacaciones. No hay que ser tan tajantes. No te impongas demasiada presión para comer de manera saludable durante las vacaciones, pero la moderación es lo más importante.

 

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

4. Sigue haciendo ejercicio



Las rutinas de ejercicio también tienden a irse de vacaciones. Esto, hasta cierto punto, es comprensible y aceptable. Todos tenemos que quitar el pie del acelerador en algún momento del año, pero recuerda que el ejercicio es una excelente manera de agudizar la mente y mejorar el estado de ánimo. Si puedes, sal a la naturaleza; está demostrado que aumenta la autoestima y mejora el estado de ánimo.

5. Combate la soledad



No todos cuentan con un calendario repleto de actividades durante las vacaciones. Para algunas personas, puede ser una época solitaria y de aislamiento social. Para superar esto, la planificación es necesaria. Hay muchas cosas que podemos hacer; es solo cuestión de mirar alrededor y sumergirse. Únete a algún grupo, comienza un nuevo pasatiempo o, mejor aún, ofrécete como voluntario para alguna organización benéfica local. Comenzar nuevas tradiciones puede ser una forma útil de convertir esto en algo positivo.

 

6. Gestiona tus expectativas


Cuando soñamos despiertos acerca de la temporada navideña, podríamos imaginarnos a una familia armoniosa, bien vestida y alegre, sentada en una hermosa mesa de roble, un enorme árbol de Navidad y una chimenea. Eso, lamentablemente, es poco probable que coincida con la realidad.
Antes de que comiencen las celebraciones, sé realista (otra vez, sí). Nuestro bienestar mental puede sufrir un varapalo si la realidad no coincide con nuestras ideas preconcebidas. Sin embargo, si tenemos expectativas realistas, es mucho más probable que estemos contentos con los resultados.
No vivimos en una película; habitamos el mundo real, un mundo desordenado e impredecible.


¡Felices vacaciones!

 

CONTINÚA LEYENDO