Cómo prevenir dolores de cabeza

El dolor de cabeza puede estar relacionado con el estrés, la depresión, la ansiedad o un traumatismo craneal.

dolor de cabeza
Pixabay.

No hay nada peor que un dolor de cabeza, sobre todo cuando tienes tareas pendientes o un largo día de trabajo por delante. Por ello, si los padeces con frecuencia deberías hacer cambios en tu rutina diaria. Recuerda que el exceso de estrés, la cafeína o el alcohol puede generar dolores de cabeza frecuentes, por lo que modificar tu rutina podría ayudarte. Si no consigues aliviar el dolor de cabeza evitando las causas deberías acudir al médico, ya que esos malestares podrían deberse a una enfermedad oculta.

¿Qué es el dolor de cabeza?

El dolor de cabeza es una molestia en la cabeza, el cuero cabelludo o el cuello. Las causas graves de los dolores de cabeza son raras. De hecho, la mayoría de las personas con dolores de cabeza pueden sentirse mucho mejor haciendo cambios en su estilo de vida.

En cuanto a las causas, una cefalea tensional (el dolor más habitual) puede estar relacionado con el estrés, la depresión, la ansiedad, un traumatismo craneal o sostener la cabeza en una posición anormal. Tiende a darse en ambos lados de la cabeza, y es posible que también sientas dolor y rigidez en el cuello, los hombros y la mandíbula.

La cefalea migrañosa, en cambio, implica un dolor fuerte que ocurre con otros síntomas, como sensibilidad al ruido o a la luz. Este dolor puede ser punzante y tiende a comenzar en un lado de la cabeza que después se propaga a ambos lados.

Evita los alimentos desencadenantes

Si suelen darte dolores de cabeza justo después de comer, es posible que seas alérgico a ciertos alimentos. Por ello, si notas que los dolores de cabeza se producen cuando terminas de ingerir ciertos alimentos deberías eliminarlos de tu dieta para ver si hay alguna mejora.

Asimismo, la deshidratación es una de las causas más frecuentes de dolor de cabeza, por lo que deberías asegurarte de beber suficiente agua. Lleva una botella de agua a todas partes y toma sorbos pequeños cuando tengas sed. También deberías acompañar tus comidas con agua en lugar de con refrescos u otras bebidas azucaradas.

Cambia tus hábitos alimenticios

Algunos alimentos ayudan a prevenir y aliviar los dolores de cabeza, mientras que otros aumentan la probabilidad de padecerlos. Por esta razón, deberías consumir una dieta rica en frutas y verduras saludables para disminuir tus dolores de cabeza. Está demostrado que las verduras de color verde, naranja y amarillo reducen los dolores de cabeza en algunas personas.

Por el contrario, los productos lácteos, el chocolate, los huevos, los tomates, el maíz y las manzanas pueden agravar los dolores de cabeza en algunas personas. Asimismo, según diversas investigaciones, los alimentos con un alto contenido de magnesio ayudan a prevenir los dolores de cabeza. Por ello, deberías elegir alimentos como las espinacas o el tofu.

dolor de cabeza
Pixabay.

Toma descansos cuando lo necesites

El dolor de cabeza puede indicar que necesitas descansar. Si te excedes en el trabajo o con las tareas físicas, es posible que acabes sufriendo dolor de cabeza. Por eso, deberías tomar descansos durante el día para evitar desarrollar dolor de cabeza a causa del esfuerzo excesivo.

Si puedes, acuéstate en una habitación oscura por unos diez minutos si sientes que estás a punto de tener un dolor de cabeza. De esta forma, conseguirás disminuir los síntomas.

Vídeo de la semana

Continúa leyendo