Cómo hacerse el test de antígenos de la farmacia para que sea fiable

El test de antígenos es más fiable cuando se tienen síntomas de covid. Debe hacerse en los primeros 5 días.

Test de antígenos
iStock

El test de antígenos sirve para detectar una infección activa ya que identifica la presencia de proteínas del virus. No es tan sensible como la PCR y es válido solo para el día en que se hace. Lo ideal es realizarlo en los primeros 7 días desde la infección (en los primeros 5 si se tienen síntomas), pues es el momento en el que la carga viral está en su punto más alto. Por tanto, no es recomendable hacerse un antígenos nada más saber que hemos estado en contacto con alguien contagiado, seguramente no habrá dado tiempo a que la infección se active.

Obtén tu test de antígenos solo y exclusivamente en la farmacia. Los test de antígeno de autodiagnóstico deben tener en su etiquetado el marcado CE seguido de los 4 dígitos del organismo notificado que lo ha evaluado. Su precio oscila de los 8€, en caso de que se compre uno, a los 40€ si se opta por el pack de cinco unidades.

Aspectos a tener en cuenta con el test de antígenos

  • Antes de ponerte manos a la obra, lee con detenimiento las instrucciones de uso del fabricante. Para evitar que la muestra se degrade, haz el test inmediatamente después de obtenerla.
  • El resultado más fiable se obtiene cuando hay síntomas.
  • Si sale negativo a covid, lo que indica es que o no hay virus en ese momento preciso o que si la persona está contagiada, su carga viral es baja (reducido número de virus en la muestra), que es algo que ocurre en los primeros días de la infección o en los últimos. Hay que tener en cuenta que el virus se puede transmitir incluso un día después si la carga viral sube, en caso de tener covid no detectado.
  • Aunque te haya salido negativo el test, no relajes las medidas de protección: usa mascarilla, trata de mantener la distancia interpersonal y mantén la higiene de manos. Los resultados negativos pueden generar una sensación de falsa seguridad.
  • Si el resultado es positivo, deberás aislarte y comunicarlo al centro de salud. Por supuesto, debes informar a tus contactos directos.

Pasos para hacerse el test de antígenos de la farmacia

  1. Prepara el reactivo. Lo primero que hay que hacer es lavarse las manos. Lo siguiente será colocar el tubo en vertical (en la propia caja hay un agujero donde colocarlo) y verter en él el líquido reactivo.
  2. Toma la muestra de la nariz. Ahora abre el envoltorio del hisopo (varilla) con cuidado de no tocar la punta algodonosa. Introduce el hisopo en la nariz unos dos centímetros. Tienes que meterlo en las dos fosas nasales y darle unas tres o cuatro vueltas tocando las paredes del orificio nasal con el algodón. Unos 10-15 segundos por fosa es suficiente. Una vez tomada la muestra, metemos el hisopo en el tubo con el reactivo y lo dejamos un minuto en remojo para que se impregne bien.
  3. Echa tres gotas de la mezcla en la S. El siguiente paso es sacar el hisopo del tubo y desecharlo envuelto. Ahora tapa el tubo con la tapadera que se acompaña y que lo convierte en gotero. Saca la tarjeta reveladora, ponla encima de una superficie plana, y echa tres gotas de esa mezcla en el orificio que tiene una S. Espera unos 15 ó 20 minutos para obtener el resultado.
  4. El resultado. Para cerciorarse de que el test funciona y el reactivo está en buen estado, deberá aparecer una marca junto a la letra C. Si pasado el tiempo indicado por el fabricante no aparece, el test será negativo. Si, por el contrario, la marca aparece junto a la T, será positivo. En este último caso, tal y como hemos comentado, deberás comunicarlo a tu centro de salud y a tus contactos directos. Es posible que además tengas que hacerte una PCR.
Vídeo de la semana

Continúa leyendo