Comer patatas fritas duplica el riesgo de muerte prematura

Este estudio nos ofrece una buena razón para decir 'no' a las patatas fritas. Te lo contamos.

A lo largo del estudio, los participantes cumplimentaron un cuestionario sobre alimentación; datos que emplearon para comprobar la ingesta semanal de patatas y de patatas fritas de los participantes.
Durante los 8 años que duró el estudio, 236 participantes fallecieron.

 

Aunque comer patata no destacó por tener un vínculo relevante con el riesgo de mortalidad, sí que destacó sobremanera la ingesta de patatas fritas. Los investigadores descubrieron que comparado con los adultos que no consumían patatas fritas, los que comían alrededor de dos o tres raciones de patatas fritas cada semana tenían el doble de riesgo de muerte prematura. Comer más de tres raciones aumentó aún más este riesgo.

 

Dado que el estudio es exclusivamente observacional, no se pueden hacer conclusiones firmes, pero los autores apuntan que "el consumo frecuente de patatas fritas parece estar asociado con un mayor riesgo de mortalidad, y se deben realizar estudios adicionales con muestras más grandes para confirmar si el consumo general de patatas está asociado con un mayor riesgo de mortalidad".

 

Referencia: Fried potato consumption is associated with elevated mortality: an 8-y longitudinal cohort study. The American Journal of Clinical Nutrition. Junio 2017. doi: 10.3945/ajcn.117.154872.

 

Etiquetas: alimentaciónnoticias de cienciasalud

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS