Científicos españoles crean un dispositivo que detecta el coronavirus en superficies que no se han tocado

Esta 'trampa covid' inventada en Murcia puede detectar el coronavirus en cristal, plástico y otras superficies.

coronavirus-superficie
iStock

La transmisión aérea del coronavirus es un asunto que presenta una importante controversia aún a estas alturas de la pandemia que azota 191 países del mundo. Por ello, un equipo de científicos españoles (del Instituto Murciano de Investigación Biosanitaria, IMIB) ha realizado un estudio para determinar la transmisión de aerosoles de pacientes con infección por coronavirus utilizando “trampas COVID-19” que incluían diferentes superficies intactas; esto es, el dispositivo detecta la presencia de SARS-CoV-2 en superficies que no se han tocado. Y ya tienen los resultados de la primera prueba piloto llevada a cabo en un escenario real (no un laboratorio): la habitación de un hospital dio resultado positivo por COVID-19 en una de estas trampas que fue colocada a más de un metro de distancia por encima del paciente, sugiriendo, por tanto, una transmisión por aerosoles.

 


¿Cómo son estas "trampas covid"?

La trampa covid consiste en una serie superficies diferentes contenidas en cajas y protegidas por una malla de plástico para que nadie tenga posibilidad de tocarlas. Según el artículo publicado en la revista Science of Total Environment, las trampas probadas en el experimento fueron capaces de retener el virus en dos tipos de superficies (cristal y plástico), demostrando, con ello, la existencia de transmisión por aerosoles.


Los científicos analizaron 42 muestras de hisopos de 6 superficies diferentes colocadas en las habitaciones de 6 pacientes con diagnóstico positivo de COVID-19 con técnica de RT-PCR para evaluar la presencia del virus y su estabilidad. Las muestras se recogieron a las 24, 48 y 72 horas.

 

 

Utilidad de estas trampas


Según los científicos, la implicación de estas trampas es interesante, pues podrían servidor como herramientas de detección precoz del coronavirus en entornos tan delicados como espacios cerrados pero también públicos, como pueden ser hospitales, centros educativos o zonas interiores de ocio. Su beneficio inmediato sería un ahorro ingente de tests masivos, que no harían falta gracias a estos dispositivos cuya prueba se hizo en las habitaciones del Hospital Clínico Universitario Virgen de la Arrixaca en el Palmar (Murcia) de pacientes confirmados con la enfermedad de COVID-19, aunque con distinto grado de carga viral. Concretamente, los pacientes se encontraban en una unidad de cuidados intensivos (UCI) y en una unidad de sala COVID-19 (CWU) de este hospital español. El resultado fue la detección positiva en una de las habitaciones tras 72 horas de haber instalado el dispositivo en la estancia. Los pacientes o el personal sanitario no podían tocar las superficies, por lo que la propagación del virus se produjo de forma inequívoca por la transmisión aérea.

“Nuestros resultados, aunque preliminares, señalan la importancia de la transmisión aérea del virus del SARS-CoV-2 en interiores y pueden arrojar algo de luz en este debate”, explican los autores.

Los autores exponen que esta prueba piloto demuestra el alto riesgo de transmisión por aerosoles aunque no se puede descartar que el virus llegue por otra vía (como, por ejemplo, gotas respiratorias más grandes), debido a que el estudio era bastante pequeño. Precisamente por eso, ya se encuentran llevando a cabo la segunda parte de la investigación.

Sea como fuere, los expertos solicitan que no dejemos de lado las recomendaciones de la OMS como el lavado de manos, mantener distancia social o llevar mascarilla.

 

 

Referencia: ‘Evidences of SARS-CoV-2 virus air transmission indoors using several untouched surfaces: A pilot study’. Esteban Orenes-Piñero, Francisco Baño, Diana Navas Carrillo. Antonio Moreno-Docón, Juana María Maríne, Rocío Misiego, PabloRamírez.  Science of Total Environment, 2020.  DOI: https://doi.org/10.1016/j.scitotenv.2020.142317

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme por aquí.

Continúa leyendo