Cataplexia: cuando la risa sale cara

Afecta a hombres y mujeres por igual y se asocia frecuentemente a la narcolepsia.

 

Esta pérdida repentina del control muscular que, por lo general sucede en ambos lados del cuerpo, tiene un desencadenante muy frecuente: la risa, aunque también pueden provocarlo simplemente la sorpresa, el estrés, la felicidad o cualquier cambio en el estado emocional como la ira.

 

El ataque de cataplexia puede durar desde unos pocos segundos a varios minutos y la media suelen ser varios ataques a la semana; sin embargo, existen casos de personas que sufren varios cada día.

 

A pesar de que suele asociarse a la narcolepsia, también puede tener su origen en otras enfermedades raras como la enfermedad de Niemann-Pick de tipo C, el síndrome de Prader-Willi y la enfermedad de Wilson.

 

Según los expertos, la cataplexia sucede a raíz de una disociación del sueño REM -cuando los músculos están en reposo- en horas de vigilia. Una pérdida de hipocretina, un neurotransmisor implicado en la regulación del ciclo sueño / vigilia es, al parecer, el responsable o mayor impulsor de este trastorno.

 

Etiquetas: enfermedadessaludsueño

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS