6 beneficios de comer arándanos, según la ciencia

Esta pequeña baya esconde en su interior interesantes beneficios para nuestra salud. La clave está en los antioxidantes.

Arándanos
iStock

Comer arándanos de manera regular puede aportar interesantes beneficios a tu salud. El motivo es la gran cantidad de antioxidantes que estas pequeñas bayas azules poseen en su interior y que ejercen un papel beneficioso sobre el organismo. Los arándanos ayudan a cuidar el corazón, el cuerpo y hasta la mente. ¿Quieres saber más? Sigue leyendo y pronto estarás incorporando a tu dieta esta rica fruta del bosque.

1. Los arándanos reducen el riesgo de enfermedades del corazón

Los arándanos son una buena fuente de polifenoles, un tipo de antioxidante que puede ayudar a reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares. En concreto, los arándanos contienen antocianinas, que se ha demostrado en estudios que mejoran la salud y reducen el riesgo de enfermedades cardíacas. Las antocianinas son las que dan a los arándanos su tono azul oscuro tan característico.

2. Bajan la presión arterial

De nuevo son las antocianinas las que tienen todo el protagonismo y es que, según Harvard Health, estas pueden ayudar a reducir la presión arterial. Una presión arterial más baja ayuda a tener un corazón y a reducir el riesgo general de enfermedades cardiovasculares.

3. Reducen el colesterol

Otra vez las antocianinas son las heroínas y es que este compuesto antioxidante es, según Nutrients, antiinflamatorio y puede ayudar a reducir el colesterol LDL (el malo). Y, de nuevo, es el corazón el que sale ganando y es que niveles bajos de colesterol LDL ayudan a reducir el riesgo general de enfermedades cardiovasculares.

4. Pueden ayudarte a vivir más tiempo

También se ha demostrado que los antioxidantes de los arándanos tienen propiedades antienvejecimiento. Un estudio publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States of America, llegó a la conclusión de que los antioxidantes pueden ayudar a combatir los radicales libres en el organismo. Los radicales libres son los causantes del estrés oxidativo, que puede aumentar el riesgo de desarrollar enfermedades crónicas como el cáncer o las enfermedades cardíacas.

5. Te mantienen en tu peso

Según un estudio publicado en la revista Advances in Nutrition, los arándanos nos ayudan a mantenernos en nuestro peso e incluso reducen el riesgo de contraer diabetes tipo 2. Gracias a la gran cantidad de fibra que contienen, facilitan la digestión, son buenos para la salud intestinal e incluso útiles para adelgazar. Una taza de esta fruta contiene 3,6 gramos de fibra, lo que supone entre el 12 % y el 14 % de la ingesta diaria de fibra recomendada por la Asociación Americana del Corazón.

6. Son buenos para el cerebro

Se ha demostrado que consumir arándanos regularmente ayuda a agudizar la memoria y mantener la atención. Además, un artículo publicado por la Estación Experimental Agrícola de Nueva Jersey a través de la Universidad de Rutgers afirma que los arándanos ayudan al flujo sanguíneo general del cerebro. Cuando se tienen las arterias obstruidas y el flujo sanguíneo hacia el cerebro es más lento, se corre un mayor riesgo de padecer demencia vascular.

Dicho todo esto, hay que tener en cuenta que los alimentos milagro no existen y que si queremos beneficiarnos del consumo de arándanos, nuestra dieta deberá ser equilibrada y nuestros hábitos de vida saludables. De poco servirá comer arándanos y alimentarse a base de ultraprocesados.

Mar Aguilar

Mar Aguilar

Me hubiera gustado ser médica pero le tengo terror a la sangre. Por eso, escribir sobre salud no me parece mal plan. También me interesa la nutrición. Disfruto viendo vídeos de YouTube con guiris preparando comida saludable y me encantan los animales.

Vídeo de la semana

Continúa leyendo