¡Atención, alergias! Mayo (el peor mes para personas alérgicas)

En mayo, algunas plantas y árboles continúan sus ciclos de floración mientras que otras especies lo dejan atrás. Os traemos qué especies dominarán el aire este mes.

 

La alergia al polen es uno de los tipos de alergias más comunes y quienes las sufren pueden presentar síntomas sólo durante unos determinados meses al año. Le época del año depende de cuándo aparece el alérgeno: si se sufren síntomas únicamente en primavera, lo más probable es que se trate de una alergia estacional al polen. En este caso, los síntomas aparecen cuando el alérgeno, el polen, se libera en altas concentraciones al aire debido al ciclos de floración de las plantas.

El ciclo de floración de las plantas

La primavera se caracteriza por la aparición de las flores en muchas especies de plantas. Aunque esto es cierto, no todas las plantas comienzan este ciclo en las primeras semanas de la primavera, y pueden aparecer en los siguientes meses. El polen es uno de los compuestos que son liberados durante el ciclo, incluso aunque las flores no sean muy visibles.

El cambio de temperatura es uno de los factores que determinan el comienzo de la floración, pero siempre de manera orientativa, ya que también existe factores internos. Si los factores internos y externos son óptimos, la planta comienza a producir sus flores. En este mes de mayo, os traemos una “predicción” de los tipos de polen que pueden dominar aparecer en el ambiente.

¿Qué árboles dan alergia en mayo?

A pesar de que cada especie de planta tiene una ventana de floración estimada en una época concreta del año, hay un margen de error según las condiciones climáticas. Sin embargo, los calendarios de polen son de utilidad para las personas que sufren alergias estacionales. En este mes de mayo, todavía podemos encontrar pólenes que dominaron el mes de abril como el de roble (Quercus), pino (Pinus), morera, (Morus), llantén (Plantago), gramíneas (Gramineae), álamo o chopo (Populus) y urticáceas (Urticaceae).

Como novedad, podremos encontrar en las primeras semanas el polen de olivo (Olea), acedera (Rumex), artemisa (Artemisia) y mercurial (Mercurialis) por toda la península. Sin embargo, puede que algunas de ellas se hayan adelantado o se retrasen en base a las lluvias y la temperatura.

Otro factor muy importante es la localización geográfica, ya que algunas especies de plantas se encuentran en unas regiones y no en otras. Por eso, en la zona central de la península también aparecerá el polen de castaño (Castanea) y en Canarias el de palmera (Palmaceae).

Durante el mes de mayo, las lluvias suelen disminuir su frecuencia en muchas zonas de la península, un factor que podría ayudar a rebajar el nivel de polen en el ambiente, porque al hidratar los granos de polen provoca que caigan con mayor rapidez al suelo al ser más pesados. Así, a falta de lluvias, puede que los síntomas perduren más tiempo.

Las personas que sufren de alergia al polen de alguna de estas especies deben tener especial precaución al salir a la calle o practicar actividades en exteriores. La cantidad de polen en el aire puede aumentar de forma repentina y causar síntomas graves. Sin embargo, los síntomas no tienen que durar todo el mes ya que la presencia del polen en el aire es transitoria y puede que sea casi imperceptible tras un par de semanas.

Olivo
Olivo. Fuente:iStock

¿Cómo prevenir la alergia en primavera?

Si eres una persona alérgica a alguna de estos pólenes, hay varias medidas que puedes tomar antes de que aparezcan los síntomas. Lo primero es comprobar si todavía dispones del tratamiento que suelas utilizar para controlar o prevenir los síntomas. En caso de que te quede, también es importante asegurarse que aún es activo y no se ha pasado de la fecha de caducidad.

Ya que los síntomas más frecuentes para este tipo de alergia son rinitis, conjuntivitis y asma, los medicamentos más usados son antihistamínicos orales, descongestionante nasal, gotas para los ojos e inhaladores. Especialmente en el caso de los inhaladores, comprobar la fecha de caducidad es vital. Si se sufre de un ataque asmático grave, el efecto rápido de un broncodilatador puede verse muy afectado si está caducado.

Si es necesario que renueves algún medicamento, tu médico de cabecera o en la misma farmacia podrán recomendarte el indicado para los síntomas que sufras. Si esto se hace con unos días de antelación, te aseguras que estás preparado para cuando aparezcan los síntomas.

En casos muy graves, además de tener el medicamento a mano, es recomendable limitar las actividades en el exterior a pesar de lo apetecible que resulte tras los meses de invierno. Como medida adicional, el uso de mascarillas también reduce la cantidad de polen inhalada, tanto las normales como las FFP2.

En resumen, prevenir puede ayudar a que los síntomas no afecten la rutina durante este mes de mayo. Y recuerda que, ante cualquier duda, los especialistas en alergias pueden realizar tests de diagnóstico para darte toda la información necesaria para manejar la enfermedad lo mejor posible.

Referencias:

Bergmann et al. 2021. Face masks suitable for preventing COVID-19 and pollen allergy. A study in the exposure chamber. Allergo J Int. doi: 10.1007/s40629-021-00180-8.

European Academy of Allergy and Clinical Immunology (EAACI). 2022. Asociación de médicos, investigadores y profesionales de la salud.

Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC). 2022.

Sherezade MR

Sherezade MR

Soy una doctora en Alergología que en sus ratos libre cuenta la ciencia en redes. Me licencié en Biología en la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) y realicé el doctorado en la Universidad de Medicina de Viena. Ahora trabajo como postdoc en el Instituto de Alergología Fraunhofer asociado al Hospital Charité de Berlín. Mi nueva faceta es divulgadora amateur que hace vídeos cortos en Twitter y streams largos en Twitch. A veces también escribo o consigo logros para la Alianza en World of Warcraft. Página web

Continúa leyendo