Así debes ceder el paso a una ambulancia

¿Cómo ceder el paso a una ambulancia o vehículo prioritario? Para evitar accidentes es necesario seguir unas pautas de actuación y no perder la calma.

 

Quienes hemos trabajado en una ambulancia sabemos que falta cultura y formación en seguridad vial y que falta saber qué hacer cuando debemos dejar paso a un vehículo prioritario. Frenazos, volantazos y peatones que van con auriculares y "se tiran" literalmente a la ambulancia es lo que más se suele ver.

Si el vehículo prioritario es una ambulancia y no lleva paciente, se pone en peligro la integridad de los trabajadores y la nuestra. Si la ambulancia transporta a un paciente a un hospital, en teoría, el paciente ya ha sido atendido y estabilizado.

Pero durante ese traslado la conducción no puede ser muy brusca y los técnicos de emergencias sanitarias modifican su conducción para no perjudicar la paciente: intentan conducir a velocidad constante, con la misma trayectoria y sin hacer cambios de carril de forma súbita.

Los frenazos pueden causar aumentos de la presión intracraneal y modificaciones no deseadas de la tensión arterial y otros aspectos fisiológicos del paciente.

Por la seguridad del paciente y de los conductores, la formación en seguridad vial y saber cómo actuar en estos casos es tan importante. En algunos países de la Unión Europea, esto realiza mejor. Por ejemplo, circulan por redes sociales ejemplos donde no hace falta que venga una ambulancia para dejar paso. Según se forma un atasco, ya dejan un corredor de rescate en el medio. Esto ocurre en Alemania y le llaman ‘rettungsgasse’. En otros países hacemos lo que podemos o lo que sabemos.

¿Qué pasa si no le doy paso a una ambulancia?

Si no le damos paso a una ambulancia estaremos infringiendo el Reglamento General de Circulación. En su artículo 69 viene definido el comportamiento de los demás conductores respecto de los vehículos prioritarios de emergencias tanto públicos como privados. Y nos dicen textualmente que: "Tan pronto perciban las señales especiales que anuncien la proximidad de un vehículo prioritario, los demás conductores adoptarán las medidas adecuadas, según las circunstancias del momento y lugar, para facilitarles el paso, apartándose normalmente a su derecha o deteniéndose si fuera preciso".

En España, entorpecer el paso de los vehículos prioritarios de emergencias conlleva una multa de 200 euros para los vehículos y de 80 euros para los peatones que no despejen la calzada según el Reglamento General de Circulación.

¿Cuándo tienen prioridad los vehículos de emergencia o urgencia?

Es importante saber que no hace falta que tengan activada la sirena para saber que están activados. Es decir, a una ambulancia con luces sin sirena, hay que cederle el paso. La luz de emergencia es la señal V1 y desde la publicación de la Orden PCI/810/2018, que entró en vigor el 01 de agosto de 2018, será azul para todos los vehículos de emergencia prioritarios.

Los vehículos prioritarios de emergencias son: cuerpos policiales, bomberos, protección civil, rescate y salvamento o asistencia en servicios de salud tanto públicas como privadas. Por tanto, desde hace pocos años vemos que esta señal azul también es llevada por las ambulancias.

Ambulancia del Servicio de Emergencias Médicas de Cataluña en una glorieta de Barcelona sin luces prioritarias activadas.
Fuente: Pexels. Autor: Ricardo Ortiz. Ambulancia del Servicio de Emergencias Médicas de Cataluña en una glorieta de Barcelona sin luces prioritarias activadas.

¿Qué hacer cuando pasa un vehículo de emergencia?

Lo primero que tenemos que hacer si vemos y/o escuchamos a un vehículo prioritario es intentar recopilar información y saber por dónde viene el vehículo de emergencia. Si lo vemos, deberemos ver a qué velocidad se aproxima.

Una vez recopilada la información tenemos que ser conscientes de nuestra situación, de los vehículos que circulan en los carriles de nuestro alrededor y de ver cómo apartarnos sin causar problemas. Siempre deberemos señalizar la maniobra que vayamos a realizar.

Luego deberemos dejar paso al vehículo y, por último, retomaremos la marcha con seguridad.

Nuestra principal premisa debe ser favorecer el paso y colaborar porque según el Reglamento General de Circulación los vehículos prioritarios: “podrán circular por encima de los límites de velocidad y estarán exentos de cumplir otras normas o señales”.

La Dirección General de Tráfico nos aconseja 5 acciones generales para realizar cuando se acerca una ambulancia:

  1. Mantenga su trayectoria.
  2. Aminore progresivamente la velocidad, sin frenadas bruscas.
  3. Observe, señalice y muévase hacia un lado si es posible.
  4. Si no puede apartarse, mantenga la calma y no haga maniobras sorpresivas.
  5. Obedezca las instrucciones del personal de emergencias, en su caso.

¿Cómo dejamos paso a una ambulancia o vehículo prioritario?

Estos son los consejos generales, pero podemos profundizar un poco más en el punto de dejar paso a la ambulancia o vehículo prioritario. Cuando vamos circulando por una vía, deberemos desplazarnos hacia la derecha o hacia la izquierda dependiendo del tipo de vía y de los carriles siguiendo estas recomendaciones:

  • En las vías de doble sentido, hay que desplazarse siempre hacia la derecha.
  • En vías con dos carriles por sentido, el vehículo del carril de la derecha se desplaza hacia la derecha y el de la izquierda hacia la izquierda.
  • En vías con tres carriles por sentido, los vehículos del carril central y de la derecha se desplazan hacia la derecha y el del carril de la izquierda se desplaza hacia la izquierda.

No debemos aprovechar y seguir al vehículo para adelantar al resto. No sabemos en qué momento puede frenar de golpe produciendo una colisión.

¿Qué hacer si me encuentro una ambulancia en una rotonda?

En el caso de cruces y glorietas la cosa se pone más difícil. En los cruces e intersecciones en los que no sabemos por dónde vienen los vehículos prioritarios, la DGT nos recomienda estar alerta, no bloquear la intersección y no sorprender con maniobras bruscas. Tampoco hay que frenar puesto que es posible que produzcamos un alcance trasero.

En una rotonda, debemos ceder siempre el paso, aunque estemos en los carriles interiores y queramos salir. Reduciremos nuestra velocidad sin modificar nuestra trayectoria

Si pasamos por un accidente la clave es no pararse a curiosear: podemos empeorar el accidente. Por tanto, nos separaremos todo lo posible de los agentes y del personal de emergencias y siempre seguiremos las indicaciones de los agentes que controlan el tráfico.

Recuerda: los vehículos prioritarios tienen preferencia. Si vemos alguno con las luces prioritarias azules encendidas, debemos cederles el paso aun si no tienen la sirena encendida.

En el caso de las ambulancias, en ocasiones transportan pacientes en condiciones de salud delicadas en las que un frenazo puede causar la muerte o alteraciones graves del paciente. Nuestra función es cederles el paso con la mayor seguridad posible.

No ceder el paso a una ambulancia conlleva multas económicas. Mantener la calma y seguir las recomendaciones de la Dirección General de Tráfico ayudará a evitar accidentes innecesarios. 

Referencias:

DGT. 2017. Fraile. Emergencias en camino. Revista Tráfico y Seguridad. Dirección General de Tráfico. Disponible en: https://revista.dgt.es/es/educacion-formacion/conducir-mejor/2017/1207-Vehiculos-Prioritarios.shtml

Orden PCI/810/2018, de 27 de julio, por la que se modifican los anexos II, XI y XVIII del Reglamento General de Vehículos, aprobado por Real Decreto 2822/1998, de 23 de diciembre https://www.boe.es/eli/es/o/2018/07/27/pci810

Procedimientos SAMUR- PC 2022. Procedimientos operativos: Conducción de vehículos sanitarios en emergencias. Recomendaciones para la conducción de vehículos sanitarios en servicios de urgencia. https://www.madrid.es/ficheros/SAMUR/index.html

Reglamento General de Circulación https://www.boe.es/diario_boe/txt.php?id=BOE-A-2003-23514

Elena Plaza Moreno

Elena Plaza Moreno (urgenciasyemergen.com)

Enfermera. Experta en Urgencias y Emergencias Extrahospitalarias y en Competencias Digitales para la Salud. Máster en Urgencias Hospitalarias. Instructora de soporte vital básico y avanzado por la Asociación Americana del Corazón. Fundadora del proyecto digital Urgencias y emergencias en el que creo y divulgo contenido de salud basado en la evidencia a través de contenido escrito, podcast (Más que urgencias y emergencias) y en Youtube y Redes Sociales. Actualmente docente en cursos de formación continuada y Expertos Universitarios de Urgencias y emergencias.

Continúa leyendo