Así comes, así duermes

El nivel de ingesta diaria de grasas saturadas, fibra y azúcares podría afectar a la calidad del sueño.

También te puede interesar: Perder media hora de sueño afecta al peso y al metabolismo

La investigación demostró que los participantes del experimento que comían los menús preparados por un nutricionista (bajos en grasas y ricos en proteínas) conciliaban el suelo con más facilidad (en 17 minutos) que los que elegían sus alimentos, que tardaban 29 de media. 



Según St-Onge, "el hallazgo de la influencia de la dieta en cómo dormimos tiene grandes implicaciones para la salud, dado que se ha constatado el importante papel del sueño en problemas crónicos como la hipertensión, la diabetes y las enfermedades cardiovasculares".

Etiquetas: dietasueño

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS