Alimentos transgénicos ¿qué son? ¿son malos o buenos?

Los alimentos transgénicos son aquellos producidos a partir de organismos genéticamente modificados a los que se les ha editado el ADN tras modificar sus genes.

 

Los alimentos y los animales transgénicos están a la vuelta de la esquina desde hace más tiempo del que imaginamos. Hemos pasado por varias generaciones de agricultura y cultivo; lo que implica que los agricultores o expertos de entonces seguramente habrían probado algunas técnicas de cruce o ideas de cría para experimentar con el rendimiento. Esto no es más que una simple modificación genética, sin jugar directamente con los genes. Esto puede indicar que algunos de los alimentos que hemos tenido en las últimas décadas no son sus variantes silvestres.

Sin embargo, los Organismos Genéticamente Modificados (OGM) cobraron fuerza y nombre en la década de 1990. Fue en la época en la que los científicos cultivaron con éxito una raza de tomates y finalmente se lanzó al mercado para su consumo. Desde entonces no hay vuelta atrás. Casi el 80% de los alimentos procesados que se consumen son OGM. Cabe preguntarse entonces, ¿cuánto sabemos realmente de los alimentos que consumimos? Vamos a ello.

Alimentos genéticamente modificados (Ilustrado por: vectorjuice; freepik.com)
Alimentos genéticamente modificados (Ilustrado por: vectorjuice; freepik.com)

 ¿Qué son los alimentos transgénicos o MG?

Un organismo modificado genéticamente (OGM u OMG) es un organismo cuyo material genético ha sido alterado usando técnicas de ingeniería genética. En ocasiones también se les llama, erróneamente, transgénicos. El error radica en que un transgénico es una transferencia de uno o más genes de una especie a otra especie diferente.

La ingeniería genética permite modificar organismos mediante la transgénesis o la cisgénesis, es decir, la inserción de uno o varios genes en el genoma. Los OGM incluyen microorganismos como bacterias o levaduras, plantas, insectos, peces y otros animales. Estos organismos son la fuente de los alimentos genéticamente modificados, y son ampliamente utilizados en investigaciones científicas para producir otros bienes distintos a los alimentos.

Por tanto, los alimentos generados a partir de especies modificadas genéticamente son aquellos cuyo material genético (ADN) ha sido alterado de una manera que no se produce de forma natural, por ejemplo introduciendo un gen de otra especie. A la tecnología que hace esto posible también se le conoce como "tecnología genética", "tecnología del ADN recombinante" o "ingeniería genética".

Actualmente se puede acceder a los alimentos transgénicos basados en plantas, pero se prevé que en el futuro se introduzcan alimentos generados a partir de microbios o animales transgénicos. La mayoría de los actuales cultivos modificados genéticamente ya han sido diseñados para aumentar la producción introduciendo resistencia a las enfermedades o una mayor tolerancia a los herbicidas. Los alimentos modificados genéticamente pueden contribuir a reducir los precios de los alimentos al aumentar la producción y garantizar la estabilidad.

En 2015, se cultivaron 179,7 millones de hectáreas de cultivos transgénicos en 28 países. Los principales productores son Estados Unidos, Brasil y Argentina. La patata, la calabaza, la alfalfa, la berenjena (Bangladesh), la remolacha azucarera (EE.UU., Canadá), la papaya (EE.UU. y China), la colza (4 países), el maíz (17 países), la soja (11 países) y el algodón (15 países) fueron algunos de los cultivos transgénicos comercializados.

¿Cómo se consumen los alimentos transgénicos en el mundo?

El maíz y la soja, los dos cultivos transgénicos más comunes, se utilizan principalmente para la alimentación animal. Los habitantes de numerosos países, incluido el Reino Unido, consumen carne, leche y huevos de animales alimentados con cultivos transgénicos. Muchos productos procesados que se consumen en todo el mundo, como el aceite comestible y otros componentes, contienen cultivos transgénicos. La alfalfa, la calabaza y la papaya son los alimentos transgénicos más populares en Estados Unidos; el tomate, la papaya y el pimiento dulce son populares en China; y la berenjena es popular en Bangladesh.

El uso de cultivos modificados genéticamente varía según el país. El maíz y la soja modificados genéticamente se exportan por decenas de millones de toneladas desde América del Norte y del Sur a otras regiones del mundo donde escasean las proteínas vegetales asequibles para la alimentación animal. Los aceites de cocina, los almidones especiales (que se añaden con frecuencia a platos como coberturas y rebozados) y otros productos culinarios contienen cultivos modificados genéticamente. Algunos ejemplos son desde los aceites de girasol, sésamo u oliva, hasta salsas, galletas y otros dulces.

¿Cómo se fabrican los alimentos transgénicos?

Los alimentos transgénicos o alimentos modificados genéticamente proceden de plantas o animales transgénicos. El proceso de fabricación de los cultivos transgénicos es:

Identificar y seleccionar - Para crear una planta modificada genéticamente, los investigadores deben decidir primero qué característica quieren que incluya la planta, como la resistencia a la sequía, a los herbicidas o a los insectos. Luego buscan un organismo (planta, animal o microbio) con ese atributo ya codificado en sus genes.

Un buen ejemplo es el maíz. Cuando los científicos pretendían desarrollar un maíz resistente a los insectos para reducir la necesidad de rociar con pesticidas, dieron con el microorganismo Bacillus thuringiensis, una bacteria del suelo que produce un insecticida natural. Pues bien, dieron con el gen responsable de producir este insecticida natural, que se ha utilizado en la agricultura tradicional y ecológica durante muchos años.

Diseño o copia - Una vez que los investigadores han definido las características o rasgos deseados, eligen los genes deseables. Una vez hecho esto, copian ese gen, es decir, recrean las mismas secuencias. Por ejemplo, clonaron (replicaron) el gen del Bacillus thuringiensis que proporciona el rasgo de resistencia a los insectos para el maíz.

Inserción - A continuación, los científicos emplean equipos para integrar el gen en el ADN de la planta. Los científicos dieron a la planta de maíz la característica de resistencia a los insectos introduciendo el gen en cuestión en su ADN. Los rasgos existentes no se ven afectados por este nuevo atributo.

Reproducción - Los científicos cultivan la nueva planta de maíz en el laboratorio para comprobar que ha adquirido la característica deseada (resistencia a los insectos). Si la nueva planta de maíz (ahora conocida como maíz Bt, al llevar el gen del Bacillus thuringiensis) tiene éxito, los científicos la cultivan y controlan primero en invernaderos, y luego en pruebas de campo limitadas, antes de ponerla en experimentos de campo más grandes. Antes de ser suministrados a los agricultores, los alimentos transgénicos pasan por un exhaustivo proceso de selección y pruebas. Sin embargo, las plantas modificadas genéticamente tardan muchos años en llegar a los mercados para su venta en toda regla.

Seguridad, aspectos sanitarios y riesgos

La OMS afirma que todos los alimentos modificados genéticamente que se comercializan actualmente en el mundo han superado las pruebas de seguridad, y no se han registrado efectos adversos en la salud humana como consecuencia del consumo de alimentos modificados genéticamente. En el debate y la creación de alimentos transgénicos se examinan tres grandes problemas de seguridad. En primer lugar, el potencial alergénico, es decir, el potencial de producir reacciones alérgicas; en segundo lugar, la transferencia de genes de los alimentos modificados genéticamente a los seres humanos; y en tercer lugar, los cruces externos. Los tres aspectos son inspeccionados minuciosamente por los organismos administrativos de los alimentos antes de que se pongan a la venta y se consuman.

Una moneda siempre tiene dos caras. Los aspectos positivos de los alimentos modificados genéticamente incluyen un mayor atractivo para el consumidor, como las manzanas y las patatas, que son menos propensas a dañarse o volverse marrones, un mejor sabor, una vida útil más larga y, por tanto, una reducción de los residuos. También tienen una mayor tolerancia a los herbicidas, lo que facilita el control de las malas hierbas a los agricultores.

Sin embargo, puede haber algunos inconvenientes inevitables. Dado que los alimentos alterados genéticamente son una tecnología relativamente reciente, aún se desconocen algunas implicaciones a largo plazo sobre la seguridad alimentaria. Es razonable que las principales preocupaciones se centren en los efectos sobre la salud humana. Sin embargo, hasta la fecha no existen evidencias sobre que los alimentos modificados genéticamente sean peligrosos para nuestra salud.

Referencias:

Barrell, A. (2022). Genetically modified food: What are the pros and cons? Medical News Today. https://www.medicalnewstoday.com/articles/324576

Food, Genetically modified (s.f.). WHO: World Health Organization. https://www.who.int/health-topics/food-genetically-modified#tab=tab_1

GMO Crops, Animal Food, and Beyond (2022). FDA: U.S. Food and Drug Administration. https://www.fda.gov/food/agricultural-biotechnology/gmo-crops-animal-food-and-beyond

Science and History of GMOs and Other Food Modification Processes (2022). FDA: U.S. Food and Drug Administration. https://www.fda.gov/food/agricultural-biotechnology/science-and-history-gmos-and-other-food-modification-processes

What GM crops are being grown and where? (2016). The Royal Society. https://royalsociety.org/topics-policy/projects/gm-plants/what-gm-crops-are-currently-being-grown-and-where/

Amyad Raduan

Amyad Raduan (GlóbuloAzul)

Licenciado en Medicina por la Universidad Miguel Hernández de Elche, con Máster propio en Integración y Resolución de Problemas Clínicos en Medicina por la Universidad Alcalá de Henares, Máster en Medicina Clínica por la Universidad Camilo José Cela y actualmente realizando un Máster Oficial en Investigación Clínica por la Universidad Miguel Hernández de Elche. También es Diplomado en Transporte Sanitario Medicalizado. En la actualidad, ejerce como Médico Residente en la especialidad de Medicina Familiar y Comunitaria, en el Hospital Vega Baja de Orihuela (Alicante). Asímismo, es dueño y fundador de la empresa de divulgación científica especializada en medios audiovisuales, GLÓBULO SALUD SL, a través de la cual coordina a un equipo de médicos, ilustradores y animadores. (Canal de YouTube)

Continúa leyendo