Hallan un proceso clave para la reparación dientes con células madre

Un modelo animal muestra cómo un gen llamado Dlk1 mejora la activación de células madre y la regeneración de tejidos en la curación dental.

 

Las células madre poseen un potencial médico inigualable: son capaces de autorenovarse, producir más células madre, y convertirse en cualquier célula de cualquier tejido del cuerpo. Y sí, también en los dientes.

Un equipo de la Facultad de Odontología Península de la Universidad de Plymouth ha dado con un nuevo método basado en células madre que podría usarse para reparar dientes, con tejido natural. Las pruebas se han realizado, por el momento, en ratones, pero podrían ser el primer paso hacia un tratamiento innovador de reparación dental en humanos. Hasta el momento, la única solución para la pérdida de piezas dentales es la colocación de una pieza artificial de composite o porcelana.

 

 

El estudio, publicado el 9 de agosto en la revista Nature Communications, muestra cómo un gen, llamado Dlk1, es capaz de mejora la activación de células madre y la regeneración de tejidos en la curación dental.

Dr. Bing Hu y su equipo (que han contado con la colaboración de investigadores de todo el mundo) descubrieron una nueva población de células madre mesenquimales (las células madre que forman el tejido esquelético, como los músculos y los huesos) en un modelo de incisivo de ratón en continuo crecimiento. Demostraron que estas células contribuyen a la formación de dentina, el tejido duro que cubre el cuerpo principal de un diente.

 

 

No es la primera vez que se hacen estudios en torno a las células madre mesenquimales en dientes. En 2014, un estudio del Instituto Karolinskade, en Estocolmo, que las células del sistema nervioso se transforman en células madre en el interior de los dientes, de manera espontánea, siendo su pulpa una fuente de células pluripotentes. Anteriormente, en 2012, investigadores de la Universidad Internacional de Cataluña descubrieron que las muelas del juicio o ‘tercer molar’, lejos de ser inútiles, resulta que contienen poblaciones de células madre a partir de las que se pueden regenerar tejidos como el óseo, el hepático y el neuronal.

 

Un grupo de células madre mesenquimales (trazadas en verde) migra hacia un diente para regenerar aún más el tejido y el órgano.

 

Partiendo de la literatura científica presente, el equipo de la Universidad de Plymout hizo algunas comprobaciones clave para su posterior aplicación clínica en humanos: en primer lugar, el trabajo demostró que cuando estas células madre se activan, envían señales a las células madre del tejido para controlar la cantidad de células producidas, a través de un gen llamado Dlk1, siendo este estudio el primero en mostrar que Dlk1 es vital para que este proceso funcione.

En segundo lugar, los investigadores también demostraron que Dlk1 puede mejorar la activación de células madre y la regeneración de tejidos en un modelo de curación de heridas dentales. Este mecanismo podría proporcionar una solución novedosa para la reparación de los dientes, lidiando con problemas como la caries dental y el desmoronamiento (conocido como caries) y el tratamiento de traumas.

 

 

Solo en ratones

Aunque este estudio lleva la etiqueta de #inmice, es una excelente noticia. Estos primeros pasos en un modelo animal son emocionantes, pero se necesita más investigación para validar los hallazgos y que puedan ser utilizados en aplicaciones clínicas, con el fin de determinar la duración y la dosis de tratamiento adecuadas.

El Dr. Hu destacó lo siguiente: "Las células madre son tan importantes, ya que, en el futuro, podrían ser utilizadas por los laboratorios para regenerar tejidos dañados o perdidos debido a una enfermedad, por lo que es vital entender cómo funcionan. Al descubrir las nuevas células madre que forman el cuerpo principal de un diente y establecer su uso vital de Dlk1 en la regeneración del tejido, hemos dado pasos importantes para comprender la regeneración de las células madre".

 

Fuente: Transit Amplifying Cells Coordinate Mouse Incisor Mesenchymal Stem Cell Activation (2019). Nature Communications (doi: 10.1038/s41467-019-11611-0).

 

Laura Marcos

Laura Marcos

Nunca me ha gustado eso de 'o de ciencias, o de letras'. ¿Por qué elegir? Puedes escribirme a lmarcos@zinetmedia.es

Continúa leyendo