El 40% de los cánceres se podrían evitar con buenos hábitos

Este es el mensaje lanzado por la Sociedad Española de Oncología Médica en su campaña por el Día Mundial contra el Cáncer.

El 4 de febrero se celebra el Día Mundial contra el Cáncer y por este motivo, la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) ha lanzado una impactante campaña que pretende recordarnos que, con un estilo de vida saludable, entre el 30 y el 50% de los casos de cáncer se podrían evitar. Además, en caso de llegar a padecer uno, las posibilidades de tener un mejor pronóstico, evitar recaídas y de conseguir una mayor calidad de vida son también más altas.

Las seis claves para sortear el cáncer

La campaña de concienciación de la SEOM, llamada ‘Cáncer. Cambia tu futuro, tú decides’, incluye un vídeo en el que se compara la vida de dos parejas con hábitos muy distintos, y pone el foco en los principales factores de riesgo de cerca de un tercio de las muertes por cáncer: ingesta de alcohol y tabaco, índice de masa corporal elevado, ingesta reducida de frutas y verduras y falta de actividad física.

Si queremos, no solo reducir nuestras posibilidades de padecer un cáncer, sino también evitar otras muchas enfermedades y envejecer de forma saludable, la clave es decir no a:

  • Tabaco
  • Alcohol
  • Exponerte al sol sin protección
  • Mala alimentación
  • Obesidad
  • Sedentarismo

En concreto, la SEOM nos recuerda que fumar es, a nivel mundial, el mayor factor de riesgo evitable para la mortalidad con cáncer, y que cada año mueren aproximadamente seis millones de personas debido al cáncer y otras enfermedades asociadas al consumo de tabaco.

En cuanto a la dieta saludable y a la actividad física, se calcula que el 20% de los casos de cáncer a nivel mundial se deben al sobrepeso y a la obesidad, problemas que en parte de pueden prevenir con un consumo alto de legumbres, frutas y verduras, y manteniendo una actividad física regular.

Existen muchos factores genéticos relacionados con el cáncer, pero la campaña incide en que, si llevamos una vida saludable, en caso de padecer alguno, nuestro pronóstico puede ser mejor.

 

Cuidado con el bricolaje casero

Por otro lado, la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) se ha hecho eco de un estudio recientemente publicado en la revista Environmental Research que relaciona la práctica de bricolaje, modelismo  pintura con el riesgo de desarrollar cáncer de pulmón debido a una mayor exposición a agentes carcinógenos.

El trabajo concluye que realizar de forma aficionada este tipo de actividades durante al menos diez años duplica el riesgo de desarrollar cáncer de pulmón, y este riesgo puede llegar a ser el triple en el caso de los no fumadores. Y es que, mientras que los profesionales que se dedican a este tipo de trabajos toman las medidas de protección adecuadas, quienes lo hacen por diversión en casa no son tan conscientes de los riesgos. Los expertos recuerdan que hay que ventilar adecuadamente los espacios y usar guantes y mascarilla cuando sea necesario y usar.

“Las exposiciones a carcinógenos durante las actividades de bricolaje, modelismo, pintura o restauración de muebles son similares a las que ocurren en ciertos lugares de trabajo”, ha explicado Alberto Ruano Raviña, autor principal de la investigación. “Muchas de las sustancias que se utilizan en ellas son análogas a las empleadas en las ocupaciones con mayor riesgo de cáncer pulmonar, ya que las personas que las realizan se exponen a disolventes orgánicos, colas, pegamentos, barnices o polvo de madera, con el agravante de que muchas lo hacen durante años, como un hobbie, sin ninguna protección. Por ello, nos parecía crucial evaluar el riesgo de cáncer de pulmón que entrañan estas aficiones, tanto en fumadores como en no fumadores, mediante un estudio amplio, de casos y controles”.  

Victoria González

Victoria González

Bióloga de bota. Tengo los pies en la tierra y la cabeza llena de pájaros. De mayor quiero ser periodista.

Continúa leyendo