6 meses de ejercicio pueden revertir el deterioro cognitivo leve

Una nueva investigación descubre que aumentar la frecuencia cardíaca durante unos meses puede revertir los signos de deterioro cognitivo relacionado con la edad.

El deterioro cognitivo leve se caracteriza por una ligera pérdida de habilidades cognitivas, como la memoria y las habilidades de razonamiento, por las que a una persona le puede resultar difícil recordar cosas, tomar decisiones o concentrarse en tareas.

Una nueva investigación sugiere que podría haber una manera de revertir estos problemas cognitivos relacionados con la edad. Un equipo de investigadores liderados por James A. Blumenthal del Centro Médico de la Universidad de Duke en Durham (EE. UU.) examinaron los efectos del ejercicio regulado en 160 personas de 65 años de edad de media.

 

Ejercicio, dieta y deterioro cognitivo leve



Los participantes incluidos en la investigación eran sedentarios al comienzo del estudio. Tenían factores de riesgo cardiovascular y reportaron síntomas de deterioro cognitivo leve. Los expertos querían examinar el impacto de la actividad física y la dieta en las habilidades cognitivas. Por ello, los voluntarios siguieron la dieta DASH (enfoques dietéticos para detener la hipertensión). Esta dieta consiste en alimentos altos en fibra y bajos en sodio, como frutas, verduras, nueces, granos y carne magra, así como lácteos bajos en grasa.

 

Los investigadores dividieron a los participantes en cuatro grupos:

- Un grupo hizo solo ejercicio aeróbico.
- Un grupo se adhirió a la dieta DASH (sin ningún ejercicio).
- Un grupo hizo ejercicio y adoptó la dieta DASH.
- Un grupo recibió llamadas educativas relacionadas con la salud exclusivamente

Los hacían ejercicio lo practicaban tres veces por semana en sesiones de 45 minutos, incluidos ejercicios de calentamiento seguidos de caminar, trotar o montar en bicicleta.

 

Los investigadores evaluaron las habilidades de razonamiento y memoria de los participantes al inicio del estudio y seis meses después con pruebas cognitivas, y midieron la aptitud cardiorrespiratoria de los participantes con pruebas de esfuerzo en una cinta andadora. Finalmente, el equipo evaluó la salud cardiovascular de los participantes midiendo su presión arterial, azúcar en la sangre y lípidos.

Los resultados revelaron un aumento promedio de 5 puntos en las habilidades de la función ejecutiva entre las personas que hacían ejercicio y hacían dieta, en comparación con las que solo hacían ejercicio o solo hacían dieta.

 

La función ejecutiva es la capacidad cognitiva que permite a una persona planificar y organizar acciones orientadas a objetivos, así como también enfocar y autorregular su comportamiento. Los investigadores no encontraron ninguna mejora significativa en la memoria.

 

Mejoras en la función ejecutiva



"Los resultados son alentadores porque en solo seis meses, al agregar ejercicio regular a sus vidas, las personas que tienen discapacidades cognitivas sin demencia pueden mejorar su capacidad para planificar y completar ciertas tareas cognitivas", explica James A. Blumenthal.

 

El investigador principal explica que las puntuaciones de la función ejecutiva de los participantes eran, al comienzo del estudio, equivalentes a las de los de 93 años, aunque su edad cronológica era 28 años menor.

Sin embargo, después de seis meses de ejercicio adicional, la puntuación promedio se correspondió con la de las personas que tenían 84 años, lo que equivale a una mejora de nueve años en la función ejecutiva.

 

También te puede interesar:

Como advierte Blumenthal, "aún se necesita más investigación con muestras más grandes, durante largos períodos de tiempo para examinar si continúan las mejoras y si esas mejoras pueden lograrse mejor a través de múltiples enfoques de estilo de vida como el ejercicio y la dieta".

 

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme por aquí.

Continúa leyendo