1 de cada 7 personas ha estado expuesta a la tuberculosis y no lo sabe

¿Alguna vez te has preguntado cuál es la tendencia actual de la Tuberculosis en España?

La tuberculosis es una de las principales causas de muerte en todo el mundo. Según la OMS, las bajas por Tuberculosis aumentaron a un ritmo alarmante en los años 80, y se convirtió en la 13ª causa de muerte. En España, uno de cada siete individuos están expuestos a la Tuberculosis. Sin embargo, la introducción de los antibióticos y la mejora de las condiciones de vida hicieron que disminuyera la tuberculosis en los países desarrollados. ¡Pero todavía no es suficiente!

La Organización Mundial de la Salud informa de que en el año 2020, más de 10 millones de personas desarrollaron tuberculosis, y 1,5 millones murieron a causa de la enfermedad. La mayoría de las personas eran habitantes de Asia, y otras de todo el mundo. Es cierto que los antibióticos son útiles para curar la enfermedad, pero no siempre son la panacea que estamos buscando, y siguen siendo ineficaces en algunos casos. Sigue leyendo para conocer las tendencias futuras de la tuberculosis.

La tuberculosis (TB) y sus consecuencias

La tuberculosis es una infección contagiosa que afecta, frecuentemente, a los pulmones. También puede afectar potencialmente a otras partes del cuerpo, como la columna vertebral y el cerebro. Está causada por la inhalación de una bacteria conocida como Mycobacterium tuberculosis. Es cierto que hay otras bacterias, como Mycobacterium bovis, que también causan la enfermedad (por ingestión de leche no pasteurizada), aunque son mucho menos frecuentes. Así, como la tuberculosis es una enfermedad contagiosa, una persona que entra en contacto con un individuo que padece tuberculosis es probable que desarrolle la enfermedad. Tener tuberculosis no significa que una persona vaya a enfermar, sino que pueden darse los casos siguientes:

La infección primaria de tuberculosis es la fase inicial de la enfermedad, en la que las bacterias entran en el cuerpo humano. Son muy pocas las personas que experimentan algún síntoma respiratorio al principio. Los individuos sanos con un sistema inmunitario robusto no muestran ningún signo en esta fase. Según el Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC), la tuberculosis primaria es la fase más temprana de la tuberculosis, seguida de la tuberculosis latente.

La tuberculosis latente es un estado de la enfermedad en el que la persona no muestra ningún signo o síntoma. Además, en una radiografía de tórax no aparece ningún daño particular. Sin embargo, otra prueba, como una prueba de punción cutánea o un análisis de sangre, sí podría ponernos bajo la pista de una infección por M. tuberculosis.

Una persona con tuberculosis activa mostrará síntomas de tuberculosis. La persona tendrá tos con flema, fiebre, escalofríos, fatiga, pérdida de apetito y de peso. Estos síntomas pueden desaparecer al cabo de un tiempo, pero existe una alta probabilidad de que acaben volviendo.

¿Cómo aparece la tuberculosis en una persona?

Como hemos dicho antes, la tuberculosis latente no mostraría ningún signo de enfermedad. Sin embargo, la tuberculosis activa podría presentarse con alguno o varios de los siguientes síntomas: toser sangre, una tos que se prolonga tres semanas, escalofríos, fiebre, fatiga, dolor en el pecho, y pérdida de peso y apetito


¿Por qué se propaga tan rápido la tuberculosis?

La tuberculosis es el resultado de la inhalación de las bacterias, por lo que el contacto con otras personas propagaría la enfermedad. La bacteria no sobrevive en las superficies, por tanto, una persona puede contraer la bacteria al exponerse a la tos o el estornudo de una persona infectada, pero no por contacto con superficies (fómites).

Además, las personas que tienen un sistema inmunitario débil son más propensas a desarrollar una tuberculosis activa. Las personas con otras afecciones médicas como el sida, el VIH, la diabetes (sobre todo si es de larga evolución y con mal control), el cáncer y las enfermedades renales tienen una mayor proporción de verse afectadas por la Tuberculosis. Además, las personas adictas al tabaco y al abuso de drogas (sobretodo inyectables) tienen más posibilidades de contraer la infección de tuberculosis.


¡El diagnóstico es complicado!

El diagnóstico de la tuberculosis puede convertirse en un proceso complejo. Hay muchos factores que pueden hacer de este diagnóstico algo complejo, empezando por el antecedente de exposición. Si estuviste expuesto a alguien con la enfermedad, se realizan determinadas pruebas de detección para confirmar (o descartar) la infección por tuberculosis y proceder al tratamiento, según el caso.

Pero quizás uno de los aspectos más desafiantes es que, como comentábamos, la tuberculosis latente no muestra ningún signo ni síntoma. Por ello, las pruebas de cribado ayudan a identificar si existe una infección de tuberculosis. Las pruebas que muestran si hay una infección de tuberculosis son de los siguientes tipos:

En la prueba cutánea, el personal sanitario inyecta una pequeña cantidad de una proteína en el brazo de la persona. Al cabo de dos o tres días, si aparece una roncha en la piel de 5mm a 15mm, el resultado se considera positivo. De lo contrario, si no aparece nada, la persona no contiene ninguna infección de tuberculosis. A esta prueba se le conoce como mantoux.

Aunque esta prueba no es perfecta, una persona que ha recibido la vacuna de la tuberculosis puede no mostrar ningún signo de infección de esta enfermedad.

Tras la prueba cutánea, el médico puede utilizar un análisis de sangre a continuación. Según el resultado del análisis de sangre, se puede diagnosticar a una persona con tuberculosis.

Tras obtener resultados positivos en los análisis cutáneos y sanguíneos anteriores, el médico procederá a realizar una radiografía de tórax. Si la radiografía de tórax muestra la presencia de lesiones en los pulmones, estamos ante otro posible signo de infección por tuberculosis.

Siempre existe la posibilidad de que la infección por tuberculosis de una persona esté latente, lo que no permite a los médicos identificarla en una radiografía. Por tanto, es necesario tener la debida precaución y realizar pruebas de detección para identificar la infección de tuberculosis. Por eso los médicos también utilizan otras pruebas cuando es necesario, como la biopsia de pulmón, la broncoscopia y la tomografía computarizada.

1 de cada 7 personas ha estado expuesta a la tuberculosis y no lo sabe! (Por Vectorjuice; freepik.com)
1 de cada 7 personas ha estado expuesta a la tuberculosis y no lo sabe! (Por Vectorjuice; freepik.com)

El tratamiento de la tuberculosis es excepcional

Aunque la mayoría de las infecciones bacterianas se tratan tomando antibióticos, la tuberculosis es una excepción. Las personas a las que se les diagnostica la enfermedad de la tuberculosis activa tienen que tomar de 6 a 9 meses. Si una persona no sigue un tratamiento adecuado, puede ocurrir que la tuberculosis vuelva a aparecer al cabo de un tiempo. Por tanto, es esencial seguir el curso adecuado de la medicación.

Una persona puede desarrollar una infección de tuberculosis, incluso si toma la medicación por alguna razón. Normalmente, cuando una persona vive en un lugar en el que está en contacto con personas que padecen diferentes enfermedades como el VIH u otras, tiene más posibilidades de prolongar la tuberculosis.
 
Referencias:
 

Billo, N. E. (2016). Costes de la TB y la MDR-TB: ¿es hora de convocar un Comité de Emergencia de la OMS sobre la TB? The International Journal of Tuberculosis and Lung Disease, 20(4), 427. https://doi.org/10.5588/ijtld.16.0104

Exposure to TB.
(2016, March 21). Centers for Disease Control and Prevention. https://www.cdc.gov/tb/topic/basics/exposed.htm

Koritskaya, I., y Pukhlik, B. (1994). La tuberculosis y las enfermedades alérgicas. Tuberculosis y enfermedades pulmonares, 75, 22. https://doi.org/10.1016/0962-8479(94)90762-5
 
Nall, R. M. (2021, 12 de noviembre). La tuberculosis. Healthline. https://www.healthline.com/health/tuberculosis#takeaway
 
Tuberculosis (TB). (2017, 17 de enero). WebMD. https://www.webmd.com/lung/understanding-tuberculosis-basics
 
Tuberculosis. (2021, October 14). World Health Organization: WHO. https://www.who.int/en/news-room/fact-sheets/detail/tuberculosis
 
Vectorjuice (s.f.). Tuberculosis abstract concept vector illustration. world tuberculosis day, mycobacterium infection, diagnostics and treatment, infectious lung disease, contagious infection abstract metaphor Free Vector [Imagen]. Freepik. https://www.freepik.com/vectorjuice
 
World Health Organization. (‎2012)‎. Tuberculosis. En Bugs, drugs and smoke : stories from public health (pp. 97- 117). World Health Organization. https://www.who.int/about/bugs_drugs_smoke_chapter_6_tuberculosis.pdf
 
Amyad Raduan

Amyad Raduan (GlóbuloAzul)

Licenciado en Medicina por la Universidad Miguel Hernández de Elche, con Máster propio en Integración y Resolución de Problemas Clínicos en Medicina por la Universidad Alcalá de Henares, Máster en Medicina Clínica por la Universidad Camilo José Cela y actualmente realizando un Máster Oficial en Investigación Clínica por la Universidad Miguel Hernández de Elche. También es Diplomado en Transporte Sanitario Medicalizado. En la actualidad, ejerce como Médico Residente en la especialidad de Medicina Familiar y Comunitaria, en el Hospital Vega Baja de Orihuela (Alicante). Asímismo, es dueño y fundador de la empresa de divulgación científica especializada en medios audiovisuales, GLÓBULO SALUD SL, a través de la cual coordina a un equipo de médicos, ilustradores y animadores. (Canal de YouTube)

Continúa leyendo