Muy Interesante

Las lámparas de manicura podrían tener riesgos para la salud

Un nuevo estudio encuentra indicios preocupantes de los daños que la radiación emitida por estas lámparas puede ocasionar en las manos.

Las lámparas de manicura podrían tener riesgos para la salud

Las lámparas que se usan en muchos salones de belleza para secar más rápidamente el esmalte de uñas podrían entrañar riesgos para la salud. Estos secadores LED emiten rayos ultravioleta (UV), como si fueran pequeñas camas de bronceado.
Es sabido que, en exposiciones altas, los rayos ultravioleta producen cáncer de piel. Sin embargo, no se ha investigado mucho acerca de la seguridad de las lámparas de manicura. Un nuevo estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de California en San Diego y la Universidad de Pittsburgh (EE.UU.) ha encontrado indicios preocupantes de los daños que la radiación emitida por estas lámparas puede ocasionar en las manos.
Las lámparas LED que se usan para secar el esmalte de uñas funciona con una bombilla que es menos intensa y que tiene un espectro UV distinto al que se emplea en las camas bronceadoras. Sin embargo, los pocos rayos que pueda emitir penetran fácilmente en la piel y no se sabe las consecuencias que esto puede tener.
Lámpara de manicura

Estos secadores LED emiten rayos ultravioleta (UV)iStock

En anteriores estudios se ha demostrado que la relación entre las lámparas de secado de uñas y el cáncer de piel en la población es escasa o nula. Ahora, este nuevo estudio hecho a nivel molecular arroja resultados no tan benignos.
El bioingeniero y autor principal Ludmil Alexandrov afirma que antes del estudio "no había ningún conocimiento molecular de lo que estos aparatos hacían a las células humanas".
Los resultados del experimento sugieren que la luz ultravioleta de las lámparas puede dañar de forma similar el ADN de las células humanas y de los ratones.
En el experimento, los científicos colocaron dentro de una lámpara de manicura placas de Petri con células de humanos y de ratones durante dos sesiones de veinte minutos, dejando una hora de descanso entre ellas. Lo que vieron fue que entre el 20 % y el 30 % de las células, tanto humanas como de ratones, murieron.
También probaron a exponer las células durante veinte minutos tres días seguidos. Esto hizo que murieran hasta un 70 % de ellas.
Las células que sobrevivieron tras el periodo total de exposición mostraron signos de daños en el ADN y mutaciones relacionadas con el cáncer de piel.
Normalmente, alguien se hace una sola manicura y para ello las manos se meten en la lámpara unos 10 minutos en total. Por tanto, la exposición del estudio se puede considerar extrema.
Los resultados del estudio no aportan pruebas directas que indiquen un mayor riesgo de sufrir cáncer de piel, pero sí indican que podría existir cierto riesgo. Está por determinar exactamente con qué frecuencia alguien necesita visitar un salón de manicura para ponerse en peligro.
Como no se sabe con exactitud con cuántas manicuras a la semana o al mes se empieza a poner en riesgo la salud, algunos expertos recomiendan, si se decide seguir usando, aplicar crema con protección solar en las manos antes de hacerse la manicura.
Referencia: Zhivagui, M., Hoda, A., Valenzuela, N. et al. DNA damage and somatic mutations in mammalian cells after irradiation with a nail polish dryer. Nat Commun 14, 276 (2023). https://doi.org/10.1038/s41467-023-35876-8

La ventana a un mundo en constante cambio

Muy Interesante

Recibe nuestra revista en tu casa desde 39 euros al año

Suscríbete
Suscripciones a Muy Interesante
tracking