Muy Interesante

¿Qué puede esconder el insomnio?

¿No duermes bien y has probado de todo para conciliar el sueño? Hay ocasiones en las que detrás del insomnio se encuentra otra patología como la enfermedad celíaca.

El insomnio es un trastorno frecuente del sueño. Quienes lo sufren tienen dificultades para conciliar el sueño, para permanecer dormidos durante la noche o bien, aunque se duermen, no descansan, es decir, no disfrutan de un sueño reparador. Todo esto sucede incluso cuando se tiene un entorno favorable para dormir y el tiempo suficiente para hacerlo.
Este trastorno puede durar unos días o unas semanas pudiéndose deber a situaciones estresantes o debido a cambios en el entorno o en los horarios. El insomnio se cataloga de crónico cuando sucede tres o más noches a la semana, dura más de tres meses y no se explica totalmente como consecuencia de otro problema de salud.
iStock

Mujer con insomnioiStock

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el 40 % de la población duerme mal y sufre algún tipo de trastorno del sueño. El más habitual es el insomnio, ya sea crónico o transitorio. Otros trastornos del sueño son las apneas, el sonambulismo y el síndrome de las piernas inquietas.
Algunas de las consecuencias que se derivan del insomnio son la dificultad de concentración, los cambios de humor, la pérdida de la memoria corto plazo, la dificultad para movernos de forma coordinada y hasta la incapacidad de reconocer objetos con el tacto. El estadounidense Randy Gardner dio buena fe de las consecuencias más extremas del insomnio en un experimento que realizó en 1965 y que buscaba comprender lo que le ocurría al cuerpo humano si no dormía. Gardner se mantuvo despierto 264 horas, un total de 11 días en los que tuvo experiencias de todo tipo, hasta sufrió alucinaciones y paranoias. No en vano, Gardner tiene el récord de la persona que más tiempo ha estado sin dormir.

Motivos para no dormir

¿Qué lleva a una persona a dormir mal? Existen varios motivos que nos pueden quitar literalmente el sueño. El primero es la edad y es que conforme nos hacemos mayores, lo natural es dormir menos y peor. El consumo de determinadas sustancias como la cafeína y el alcohol también puede hacer que durmamos mal. Por último, la presencia de ciertos trastornos psiquiátricos como la depresión, el trastorno por estrés postraumático o la ansiedad pueden hacer muy complicada la tarea de dormir.
Además de todo lo expuesto hasta ahora ¿qué pensarías si te dijéramos que tu insomnio podría estar causado por una celiaquía que aún no te han diagnosticado? Si llevas demasiado tiempo dando vueltas en la cama, has probado las técnicas de higiene del sueño y hasta fármacos, te recomendamos escuchar la charla que dio La Hiperactina en el Science Fest de Muy Interesante, es posible que encuentres la solución a tu problema.
Y si no sufres insomnio, pero te gustaría dormir aún mejor, no puedes perderte la intervención de La Hiperactina, con múltiples consejos para dormir como un bebé todas las noches.
¡No te pierdas este interesantísimo episodio del podcast de Muy Interesante!

La ventana a un mundo en constante cambio

Muy Interesante

Recibe nuestra revista en tu casa desde 39 euros al año

Suscríbete
Suscripciones a Muy Interesante
tracking