Muy Interesante

Apendicitis: Causas y síntomas

Todo lo que necesitas saber sobre esta afección en la que el apéndice se inflama y se llena de pus, heces o parásitos.

Etiquetas:

La apendicitis ocurre cuando una infección estomacal se desplaza hacia el apéndice o un pedazo duro de heces queda atrapado en el apéndice, causando infección. Puede tener lugar a cualquier edad, y es más común entre niños mayores hasta adultos de 30 años.


El primer signo de apendicitis es sentir dolor en el área abdominal. A medida que la infección progresa, la ubicación del dolor se vuelve más definida en la parte inferior derecha del abdomen, lo que se conoce como el punto de McBurney. Síntomas habituales: dolor que empeora progresivamente, tos dolorosa o estornudos, náuseas, vómitos, diarrea, incapacidad para realizar ventosidades, fiebre, estreñimiento, pérdida de apetito...

Aunque otras condiciones médicas pueden tener síntomas similares (una infección del tracto urinario, por ejemplo), todas requieren atención médica urgente.


En la mayoría de los casos, el cirujano extirpará el apéndice; un procedimiento que se realiza mediante cirugía de laparoscopia. Es mínimamente invasiva, se produce una pérdida mínima de sangre y se realiza una pequeña incisión. Como resultado, el tiempo de recuperación es más rápido que con la cirugía abierta, y hay menos cicatrices.



En algunos casos, se realizará una incisión más grande, de modo que se pueda limpiar el área dentro de la cavidad abdominal. Esto sucederá si: el apéndice se ha roto y la infección se ha extendido, si ha causado un absceso, si el paciente tiene tumores en el sistema digestivo, si la paciente es una mujer en su tercer trimestre de embarazo o si el paciente ha tenido muchas cirugías abdominales antes.


En el caso de la cirugía mediante laparoscopia, el paciente generalmente puede irse a casa después de 24 horas. Durante los primeros días, puede haber algo de estreñimiento y algo de dolor y hematomas. También puede sentir dolor en el hombro, debido al gas que se bombea al abdomen durante el procedimiento.

En caso de cirugía abierta, o si la persona tiene peritonitis u otra complicación, es posible que deba permanecer en el hospital hasta por una semana.

Por lo general,
lleva alrededor de 2 semanas volver a la actividad normal, pero es conveniente que el paciente espere de 4 a 6 semanas para realizar una actividad más intensa como hacer ejercicio. El médico le aconsejará sobre cuánta actividad es adecuada en cada etapa.

Si hay signos de infección, es importante contactar al médico. Estos signos incluyen: empeoramiento del dolor y la hinchazón, vómitos repetidos, fiebre, la zona de la operación está caliente al tacto, o hay pus u otra descarga de contenido.


Los países con menor incidencia de apendicitis también tienden a tener más fibra en sus dietas. De ahí que una dieta alta en fibra podría ayudar a reducir las posibilidades de desarrollar apendicitis al crear heces más blandas que tienen menos probabilidades de quedar atrapadas en el apéndice.


Si el apéndice se rompe y libera la infección en el abdomen, el paciente puede desarrollar peritonitis, que es una infección e inflamación del peritoneo, la membrana que recubre la cavidad abdominal y cubre la mayoría de los órganos abdominales.

La peritonitis puede hacer que los intestinos se cierren, las deposiciones se detengan y el intestino se bloquee. El paciente desarrollará fiebre y podría entrar en estado de shock. La peritonitis requiere tratamiento urgente.

Si la infección se filtra del apéndice y se mezcla con el contenido intestinal, puede formar un absceso. Si el absceso no se trata, puede causar peritonitis.

Las complicaciones de la apendicitis pueden ser potencialmente mortales. Es importante buscar ayuda médica para cualquier persona que pueda tener apendicitis.

La ventana a un mundo en constante cambio

Muy Interesante

Recibe nuestra revista en tu casa desde 39 euros al año

Suscríbete
Suscripciones a Muy Interesante
tracking