Muy Interesante

Talones ganadores

Según un nuevo estudio realizado por la Universidad de Amsterdam, la capacidad para convertirse en un buen corredor depende de la longitud del talón, es decir, la distancia horizontal entre el tobillo y la parte posterior del pie.

Según un nuevo estudio realizado en la Universidad de Amsterdam, la capacidad para convertirse en un buen corredor depende de la longitud del talón, es decir, la distancia horizontal entre el tobillo y la parte posterior del pie.

A esa conclusión ha llegado Melanie Scholz tras monitorizar a quince corredores de fondo profesionales. La investigadora holandesa ha comprobado que la eficiencia en la carrera depende de la cantidad de energía elástica se acumula en el tendón de Aquiles, que discurre por detrás del tobillo. Cuando un corredor pone su pie en el suelo, el tendón se comprime, almacenando energía que es liberada una vez que el pie se levanta de nuevo. Cuanto más corta es la distancia entre el hueso del tobillo y el tendón, más energía se almacena en cada zancada. En otras palabras, un talón corto hace a un corredor mucho más competitivo. "Si tuviera que apostar por algún atleta, primero echaría un vistazo a sus pies", asegura Scholz.

Los detalles de sus experimentos se publican en la revista The Journal of Experimental Biology.

La ventana a un mundo en constante cambio

Muy Interesante

Recibe nuestra revista en tu casa desde 39 euros al año

Suscríbete
Suscripciones a Muy Interesante
tracking